Biden en discurso: los dictadores deben "pagar el precio"

El presidente de Estados Unidos se alistaba a asegurar que su homólogo ruso Vladimir Putin debe pagar el precio por la invasión rusa de Ucrania cuando Joe Biden pronuncie su primer discurso del Esta...

El presidente de Estados Unidos se alistaba a asegurar que su homólogo ruso Vladimir Putin debe pagar el precio por la invasión rusa de Ucrania cuando Joe Biden pronuncie su primer discurso del Estado de la Unión, una alocución con la que buscará reunir a los gobiernos aliados frente al Kremlin. Además, su discurso esbozará algunos de sus planes en casa, como luchar contra la inflación y contra el menguante, pero aún peligroso, coronavirus.

En su discurso del martes por la noche, Biden tenía previsto destacar la valentía de la resistencia ucraniana y la determinación de una alianza occidental recientemente reforzada que ha trabajado para rearmar al ejército ucraniano y paralizar la economía rusa mediante sanciones. Estaba previsto que Biden haga una advertencia ominosa de que, si Putin no enfrenta consecuencias, la agresión del presidente ruso no se limitará a Ucrania.

A lo largo de nuestra historia hemos aprendido esta lección: cuando los dictadores no pagan el precio por su agresión, provocan más caos, dirá Biden, de acuerdo con fragmentos del discurso adelantados por la Casa Blanca. Siguen moviéndose, así que los costos y amenazas a Estados Unidos y el mundo siguen aumentando.

Incluso antes de que la invasión rusa disparara los costos de los energéticos, ya habían aumentado los precios que pagan las familias estadounidenses y la pandemia de COVID-19 sigue afectando a las familias y a la economía del país.

Biden tenía previsto esbozar sus planes para hacer frente a la inflación mediante la reinversión en la capacidad de manufactura estadounidense, la aceleración en las cadenas de suministro y la reducción de la carga del cuidado de los niños y los ancianos para los trabajadores.

Tenemos una opción, afirmará Biden. Una forma de luchar contra la inflación es hacer bajar los salarios y empobrecer a los estadounidenses. Yo tengo un plan mejor para luchar contra la inflación: bajar los costos, no los salarios.

Frente a la inquietud en el país y el peligro en el extranjero, la Casa Blanca había concebido el discurso del Estado de la Unión como una oportunidad para destacar la mejora de las perspectivas frente al coronavirus, revaluar las prioridades de la política interior de Biden y mostrar un camino para reducir los costos de las familias que se enfrentan a una inflación creciente. Sin embargo, el discurso adquirió un nuevo significado con la invasión rusa de Ucrania de la semana pasada y las amenazas nucleares de Putin.