15 mineros muertos en deslave en mina de jade en Myanmar

Un deslave en el norte de Myanmar, la mayor fuente de jade en el mundo, dejó al menos 15 mineros muertos y 35 desaparecidos, dijeron el martes residentes locales.

Un deslave en el norte de Myanmar, la mayor fuente de jade en el mundo, dejó al menos 15 mineros muertos y 35 desaparecidos, dijeron el martes residentes locales.

El accidente ocurrió el lunes por la noche en Hpakant, en el estado de Kachin, una región montañosa en el centro de la lucrativa industria minera del jade. Activistas de derechos humanos dicen que esta actividad es una fuente importante de ingresos para la junta militar.

Tierra y desechos de varias minas alrededor de la aldea de Ma Mone se deslizaron cuesta abajo unos 90 metros (300 pies) sobre más de 50 mineros y mecánicos del YTT Mining Group, dijo un residente que pidió no ser identificado por razones de seguridad.

Al menos tres excavadoras y camiones quedaron sepultados por el alud, dijo.

Accidentes similares ocurren varias veces al año y las víctimas son usualmente mineros independientes que se asientan cerca de enormes montículos de tierra desechada que ha sido excavada por maquinaria pesada de las compañías mineras. Los mineros buscan pedazos de jade y usualmente trabajan y viven en pozos abandonados en las bases de montones inestables de tierra.

El contrabando y las ventas ilícitas dificultan determinar exactamente la magnitud de la industria del jade, pero los ingresos de las ventas de jade, perlas y otras gemas se estiman en miles de millones de dólares. Los oponentes de la junta militar piden sanciones y boicots para reducir las ventas de jade.

Hay combates esporádicos en el área entre el ejército de Myanmar y guerrilleros de la minoría étnica kachin, pero como ambas partes consiguen ingresos de la minería, existe poco incentivo para hacer cumplir las regulaciones. La corrupción contribuye también a problema.

El gobierno civil derrocado por el ejército el año pasado suspendió las nuevas licencias y renovaciones de licencias de minas de jade en 2016. La última licencia expiró en 2020, por lo que la actividad minera allí no está autorizada, o al menos no está permitida bajo las licencias reveladas públicamente.

Sin embargo, entre 20 y 50 compañías operan minas ilegales, dijo un activista de un grupo de la sociedad civil en Hpakant a condición de preservar el anonimato.