Muere modelo paraguaya al recibir balazo durante festival

La famosa modelo e influencer paraguaya Cristina Aranda murió la madrugada del lunes en un hospital público a donde fue llevada tras recibir un balazo en la cabeza tras una balacera registrada duran...

La famosa modelo e influencer paraguaya Cristina Aranda murió la madrugada del lunes en un hospital público a donde fue llevada tras recibir un balazo en la cabeza tras una balacera registrada durante un festival de música triopical, que se desarrollaba en el pueblo San Bernardino, al este de la capital paraguaya.

Yolanda González, directora del hospital estatal del pueblo Itauguá, dijo a los periodistas que debido al impacto del proyectil, la modelo de 29 años perdió masa encefálica y aunque tuvo los primeros auxilios, lamentablemente falleció.

Aranda era esposa de Iván Torres, jugador del club Olimpia de la primera división del fútbol paraguayo, con quien tenía tres hijos menores. El futbolista y otros familiares de la víctima no formularon declaraciones.

Un paraguayo, identificado como Marcos Rojas, de 28 años, fue otra de las víctimas fatales al recibir ocho balazos, mientras que cuatro personas más fueron trasladadas al hospital de Itauguá con heridas de bala en las piernas, según un informe preliminar de los investigadores policiales.

Uno de los heridos sería de nacionalidad brasileña y de nombre José Bogado, según el fiscal Federico Delfino. Estamos verificando sus antecedentes porque si es el mismo que tiene 34 procesos penales por presuntos diferentes delitos en Brasil, permanecerá detenido con fines de extradición, señaló.

De acuerdo con testigos entrevistados por la prensa local, el ataque se produjo en momentos en que se presentaba el grupo colombiano de vallenato Binomio de Oro.

El comisario Benicio Ramírez, jefe policial de la zona de San Bernardino, a 45 kilómetros al este de Asunción, dijo a periodistas que de acuerdo con las investigaciones preliminares, el atacante habría sido sólo un individuo.

Estamos observando las cámaras de circuito cerrado de viviendas de los alrededores del anfiteatro para encontrar alguna imagen que pudiese ayudarnos a resolver este crimen, señaló.

Gilberto Fleitas, subcomandante de la Policía Nacional, dijo que Aranda aparentemente fue una víctima colateral porque el objetivo del atacante habría sido Rojas, quien fue acribillado.

Los organizadores del festival, las autoridades policiales y del Ministerio de Salud Pública no precisaron la cantidad de público que había en el anfiteatro con aforo para 25.000 personas, donde se realizó el festival.