Johnson recibe reporte sobre fiestas durante confinamiento

El primer ministro británico Boris Johnson recibió las conclusiones de una investigación sobre fiestas organizadas por el gobierno a pesar del confinamiento sanitario ordenado por la crisis del cor...

El primer ministro británico Boris Johnson recibió las conclusiones de una investigación sobre fiestas organizadas por el gobierno a pesar del confinamiento sanitario ordenado por la crisis del coronavirus, informaron autoridades el lunes, pero los hallazgos en tornos a las acusaciones más severas siguen en reserva mientras la investigación policial sigue su curso.

La Oficina del Gabinete informó que la funcionaria civil Sue Gray ha entregado una actualización sobre sus investigaciones al primer ministro.

El despacho de Johnson anunció que el reporte será publicado y que el primer ministro hablará ante el Parlamento sobre el tema en las próximas horas.

Pero la actualización probablemente no lo dirá todo sobre las denuncias que han estremecido al gobierno de Johnson. Algunas de las conclusiones de Gray están bajo reserva a solicitud de la policía, que ha lanzado una investigación aparte sobre si algunas de las fiestas violaron las normas por el COVID-19.

Las acusaciones han provocado descontento popular, llamados a que Johnson renuncie incluso por parte de parlamentarios de su propio partido y pugnas internas en el partido de gobierno.

Johnson niega haber cometido ilegalidad alguna y ha dicho que no tiene la más mínima intención de renunciar.

Pero su control sobre el poder se ha visto debilitado por denuncias de que él y sus asesores violaron las estrictas restricciones que le impusieron al país en 2020 y 2021, con fiestas con bebidas alcohólicas, fiestas de cumpleaños y viernes con vino.

La publicación del reporte de Gray se vio demorada luego que la Policía Metropolitana lanzó su propia pesquisa en torno a las acusaciones más graves.

La fuerza indicó que había pedido que el reporte de Gray haga solo una referencia mínima a los eventos investigados por los detectives a fin de evitar todo prejuicio en nuestra investigación.

La oposición acusa al gobierno de tratar de suavizar un reporte que podría desatar un intento de derrocar al primer ministro por su propio partido. Algunos parlamentarios conservadores dicen que pedirán un voto de censura si Gray halla que Johnson cometió algo ilegal o mintió al Parlamento sobre sus actividades.

No queda claro si todas las conclusiones de Gray serán publicadas una vez concluida la investigación policial.