Chipre revoca condena de británica en un caso de violación

La Corte Suprema de Chipre revocó el lunes la condena a una mujer británica, acusada de inventarse que había sufrido una violación múltiple por hasta una docena de israelíes durante unas vacacio...

La Corte Suprema de Chipre revocó el lunes la condena a una mujer británica, acusada de inventarse que había sufrido una violación múltiple por hasta una docena de israelíes durante unas vacaciones en Chipre en 2019.

Michael Polak, uno de los abogados que representaba a la mujer, describió la decisión como un momento decisivo para la mujer y otros en todo el mundo que se ven en situaciones similares.

La Corte Suprema se mostró de acuerdo con la defensa en que la británica no había recibido un trato justo y que en este caso se ignoraron por completo aspectos importantes de un juicio justo, dijo Polak.

La mujer joven y vulnerable no sólo fue maltratada cuando denunció la violación ante la policía, sino que fue sometida a un juicio manifiestamente injusto, como concluyó la Corte Suprema, añadió el abogado.

Los abogados de la defensa señalaron que su defendida -cuya identidad no se ha publicado oficialmente, y que tenía 19 años en el momento del juicio- sufría un trastorno de estrés y fue presionada para que se retractara de forma poco fiable.

Más aún, el equipo legal señaló que el grosero juez de la corte inferior no concedió a la mujer una vista justa porque no dio la oportunidad de que los abogados defensores presentaran pruebas que respaldaban las afirmaciones de la mujer.

Un grupo de activistas que se había reunido ante las escaleras de la Corte Suprema vitoreó y aplaudió cuando se anunció el veredicto.

La mujer, había sido condenada a una pena de cuatro meses de prisión en suspenso por inventarse que había sido violada

El caso despertó mucha atención en Gran Bretaña e Israel cuando los reportes iniciales de que la mujer había sufrido una violación múltiple pasaron a cubrir su procesamiento por inventarse acusaciones de violación. También el veredicto de culpabilidad provocó fuertes reacciones de grupos activistas.

La mujer insistió en que había sido violada en una habitación de hotel de una localidad turística costera en julio de 2019, y que 10 días después se había visto obligada a firmar que se retractaba de los cargos durante un interrogatorio policial. Todos los israelíes, de entre 15 y 20 años, fueron liberados y se les permitió volver a su casa.

El gobierno británico había dicho que había expresado numerosas preocupaciones ante las autoridades chipriotas por el proceso judicial y el derecho de la mujer a un juicio justo.