Caribe mexicano busca apoyo del exterior ante violencia

y en otro incidente de octubre en Tulum murieron dos turistas, una estadounidense y otra alemana, que quedaron en medio del fuego cruzado.

y en otro incidente de octubre en Tulum murieron dos turistas, una estadounidense y otra alemana, que quedaron en medio del fuego cruzado.

Según las autoridades locales, los móviles siempre apuntan a ajustes de cuentas entre distintos grupos delincuenciales. Pero no se trata solo de grupos locales, ya que esta costa del Caribe mexicano ha interesado a redes criminales con conexiones internacionales debido a su gran flujo de extranjeros.

El gobernador de Quintana Roo confía en que las reuniones con autoridades policiales extranjeras ayuden a garantizar la seguridad en el estado.

No obstante, la relación entre México y Estados Unidos en temas policiales, que siempre ha sido delicada, lo es más desde hace un año con la entrada en vigor de la ley impulsada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador que exige que todos los agentes extranjeros compartan con la autoridades mexicanas la información que recopilen.

El tema es delicado debido a la corrupción y la infiltración que los grupos criminales suelen tener entre funcionarios mexicanos de todo tipo. Pero López Obrador afirma que esa situación es cosa del pasado y el viernes insistió en que hay que cumplir con las leyes vigentes.

Acaba de participar el FBI en un asunto en Quintana Roo y estamos pidiéndole al embajador de Estados Unidos que nos informen sobre esta participación, si hubo informe, si hubo cooperación de conformidad con las normas, dijo durante su conferencia matutina. No nos oponemos a que se trabaje de manera coordinada en contra del crimen, pero no podemos permitir que se viole nuestra soberanía.