Ottawa: Policía se refuerza por arribo de convoy antivacunas

La policía de la capital canadiense llamó refuerzos ante el incremento en el número de participantes de una protesta contra el mandato de vacunación.

La policía de la capital canadiense llamó refuerzos ante el incremento en el número de participantes de una protesta contra el mandato de vacunación.

Se prevé que varios miles de personas lleguen a Ottawa como parte de un grupo que exige el fin del mandato de vacunación y de las restricciones por el COVID-19.

Algunos de los líderes del grupo están pidiendo un evento pacífico, pero las declaraciones de algunos de sus miembros incluyen amenazas de violencia.

La policía de Ottawa colabora con las agencias de seguridad nacional para identificar cualquier amenaza potencial a la seguridad pública, dijo el jefe de policía, Peter Sloly, durante una rueda de prensa el viernes.

Incluso durante el transcurso de esta conferencia telefónica nos han llegado nuevos datos sobre amenazas locales, afirmó.

Un alto funcionario de la seguridad del Parlamento advirtió a los legisladores que cierren sus puertas con llave en medio de reportes de que sus casas privadas podrían ser un objetivo de los manifestantes.

Los camiones y vehículos empezaron a llegar al centro de Ottawa el viernes a mediodía. Se estacionaron en las calles que rodean el Parlamento y tienen previsto instalarse ahí durante todo el fin de semana, y posiblemente durante más tiempo.

En el lado norte de la calle principal, más allá de los edificios del Parlamento, se alinean camiones y autos. Hasta el momento el ambiente ha sido en general festivo, ya que algunos han montado asadores en la acera, y muchos han tocado el claxon, instrumentos y música a todo volumen.

Se trata, en parte, de manifestar su desacuerdo con la nueva norma que entró en vigor el 15 de enero y que exige que los camioneros que ingresen en Canadá estén totalmente vacunados contra el COVID-19. Estados Unidos impuso el mismo requisito a los transportistas que entran en ese país.