Holanda mitiga las restricciones por el coronavirus

El primer ministro Mark Rutte mitigó el martes la cuarentena por el coronavirus en Holanda, al permitir que bares, restaurantes, teatros y museos abrieran por primera vez este año.

El primer ministro Mark Rutte mitigó el martes la cuarentena por el coronavirus en Holanda, al permitir que bares, restaurantes, teatros y museos abrieran por primera vez este año.

Pero Rutte advirtió que la medida no carecía de riesgos. Hoy damos un gran paso para reabrir Holanda a pesar de que las cifras de contagio suben a las nubes, dijo.

La noticia no fue del todo buena, ya que todos deberán cerrar a las 10 de la noche, en tanto los equipos profesionales de fútbol deberán limitar sus estadios al 30% de su aforo.

Los clubes de fútbol protestaron por la medida antes del anuncio oficial, calificándola en un comunicado conjunto de propuesta sin perspectivas.

En semanas recientes se registraron protestas de dueños de negocios, desde el Museo Van Gogh hasta los cafés locales, que quedaron excluidos de una mitigación reciente de la cuarentena.

La trasmisión del virus aumentó bruscamente en las últimas semanas debido a la variante ómicron a pesar de que la cuarentena fue una de las más estrictas de Europa, pero los ingresos a las unidades de cuidados intensivos han disminuido. El instituto nacional de salud pública registró un aumento del 51% de nuevos casos de COVID-19, en tanto las altas en la UCI se redujeron 34%.

Corremos un nuevo riesgo, dijo el ministro de Salud, Ernst Kuipers. Lo hacemos por un buen motivo. Seguir viviendo con muchas medidas restrictivas daña nuestra salud y nuestra sociedad.

El gobierno holandés trató de mitigar el riesgo de contagio mediante restricciones sobre locales donde se reúne la gente, mediante pasaportes COVID, distanciamiento social y límites a la cantidad de personas en locales cerrados y estadios.

Las nuevas medidas rigen durante seis semanas, pero Rutte dijo que el gobierno las revisará al cabo de tres semanas para determinar cómo afectan las cifras de trasmisión.

Exhortó a la gente a acatar las normas y dijo que depende de todos nosotros que no debamos volver a pisar los frenos.