Gobernador de Florida choca con la FDA por tratamientos

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, advirtió el martes que combatirá la decisión de las autoridades federales de salud de bloquear dos tratamientos de anticuerpos contra el coronavirus, despué...

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, advirtió el martes que combatirá la decisión de las autoridades federales de salud de bloquear dos tratamientos de anticuerpos contra el coronavirus, después de que se descubriera que los fármacos no son eficaces contra la variante ómicron, que está muy extendida.

Los comentarios del gobernador republicano surgieron poco después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) revocó la autorización de emergencia que le había otorgado a los medicamentos de Regeneron y Eli Lilly.

Esos medicamentos, que fueron adquiridos por el gobierno federal y entregados a millones de ciudadanos, se han convertido en el pilar de la política antivirus de DeSantis, quien al mismo tiempo se ha opuesto a mandatos de vacunas y otras medidas de seguridad sanitaria.

El gobernador no dio detalles de cómo piensa combatir los planes de la FDA, que tiene la autoridad exclusiva sobre la regulación de medicamentos en toda la nación.

El anuncio de la FDA era algo esperado, pues ambas compañías farmacéuticas habían advertido que sus tratamientos no eran muy eficaces contra la ómicron debido a su capacidad de mutación.

En lineamientos divulgados el lunes, la FDA señaló que la ómicron es 1.000 veces menos vulnerable al medicamento de Regeneron y cerca de 3.000 veces menos vulnerable al medicamento de Lilly.

DeSantis se ha convertido en un astro ascendente dentro del Partido Republicano con base en sus críticas constantes contra el presidente Joe Biden y las políticas del gobierno para combatir la pandemia.

El gobernador, que se ha postulado para la reelección y es considerado posible aspirante a la presidencia para 2024, ha promovido intensamente los tratamientos de anticuerpos monoclonales en los llamados centros de infusión y durante sus conferencias con los medios de comunicación.

Durante una rueda de prensa el martes, DeSantis mencionó casos anecdóticos en que algunas personas se vieron beneficiadas de dichos tratamientos y calificó de irresponsable la decisión de bloquearlos hasta que no se realicen más estudios.

La gente tiene derecho a tener estos tratamientos y revocarlos con base en esto es fundamentalmente equivocado y vamos a pelearlo, declaró DeSantis.

Horas después del anuncio de la FDA el lunes, el Departamento de Salud de Florida anunció que cerrará todos sus centros de tratamiento de anticuerpos monoclonales hasta nuevo aviso.

DeSantis, en un comunicado el lunes en la noche, advirtió sobre las repercusiones del autoritarismo médico de Biden.