Irán condena a francés a 8 años de prisión por espionaje

Un francés detenido en Irán y que realiza una huelga de hambre ha recibido una pena de ocho años prisión por espionaje y propaganda, cargos que su abogado sostiene que son falsos.

Un francés detenido en Irán y que realiza una huelga de hambre ha recibido una pena de ocho años prisión por espionaje y propaganda, cargos que su abogado sostiene que son falsos.

Benjamin Brií¨re, de 36 años, fue arrestado en mayo de 2020 por tomar fotos en una zona del desierto donde la fotografía está prohibida y por hacer preguntas en redes sociales acerca de la obligación de que las mujeres usen el velo islámico.

El abogado Philippe Valent, cuyo bufete está en París, dijo que una corte revolucionaria iraní condenó a Brií¨re a ocho años de prisión por espionaje y ocho meses por difundir propaganda antigubernamental. Bajo la ley iraní, se aplica solamente la condena más larga.

El abogado dice que las acusaciones son totalmente infundadas.

Brií¨re inició una huelga de hambre el 25 de diciembre para protestar los malos tratos en la cárcel de Mashhad, en el noreste del país.

Su hermana Blandine Brií¨re dijo a The Associated Press estamos desalentados por una sentencia tan enorme y furiosos al ver que en realidad es un juicio político".

Es como una gran montaña frente a nosotros, nos sentimos impotentes, dijo, y añadió que su hermano está atrapado en un juego diplomático de las autoridades iraníes.

Hoy necesitamos que el gobierno (francés) tome medidas y nos ayude, ayude a Benjamin y hacer lo que sea necesario para sacarlo, dijo. Se está debilitando, está muy cansado física y mentalmente. Es algo que nos preocupa mucho.

El abogado iraní de Brií¨re, Saeed Dehghan, dijo a la AP que continúa en huelga de hambre, pero está de buen ánimo.

Dehghan dijo que la audiencia judicial tuvo lugar el jueves en Mashhad. Brií¨re fue acusado de cooperación con una nación extranjera hostil contra la República Islámica de Irán.

Esta es la primera vez que una corte iraní califica a Francia de nación hostil, designación hasta ahora reservada a Estados Unidos e Israel en casos similares.

Francia, junto con otras potencias mundiales, está negociando con Irán en Viena para reactivar un acuerdo nuclear de 2015.