Gran Bretaña retira prueba de COVID para viajeros vacunados

El gobierno de Gran Bretaña anunció el lunes que está retirando los requisitos de pruebas de coronavirus para personas vacunadas que llegan a Inglaterra, una noticia que la industria de viajes reci...

El gobierno de Gran Bretaña anunció el lunes que está retirando los requisitos de pruebas de coronavirus para personas vacunadas que llegan a Inglaterra, una noticia que la industria de viajes recibió como un paso importante de regreso a la normalidad.

El primer ministro Boris Johnson dijo que a fin de mostrar que este país está abierto para los negocios, abierto para los viajeros, ustedes verán los cambios para que la gente que llegue ya no tendrá que hacerse pruebas si ha sido vacunada, si ha recibido la doble vacuna.

El secretario de Transporte, Grant Shapps, dijo que el cambio entrará en vigor el 11 de febrero, fecha en que coincide con un receso feriado de medio periodo para muchos niños de edad escolar.

La prueba fronteriza para viajeros vacunados ha dejado de tener utilidad, declaró Shapps. Hoy estamos dejando a Gran Bretaña libre.

Las empresas de turismo y viajes que han sido azotadas por las restricciones pandémicas aplaudieron la medida, que convierte al Reino Unido en uno de los países de mayor apertura en el mundo para los viajes internacionales.

Tim Alderslade, director ejecutivo del órgano de la industria aérea Airlines U.K., dijo que es un día histórico.

A casi dos años de las restricciones iniciales debido al COVID-19, los anuncios de hoy acercan a los viajes internacionales a la normalidad para las personas vacunadas por completo, y al fin los alinean con la hospitalidad y la economía nacional, destacó.

Johan Lundgren, director ejecutivo de la aerolínea easyJet, dijo que las pruebas para viajar ahora deberían convertirse firmemente en una cosa del pasado.

Resulta claro que las restricciones de viaje no desaceleraron materialmente la propagación de ómicron en el Reino Unido y por ello es importante que no haya más exabruptos sobre variantes futuras, afirmó.

Gran Bretaña ha registrado más de 150.000 muertes por coronavirus, la cifra más alta en Europa después de Rusia.