Miranda habla de Bruno, y del gran alcance de "Encanto"

ha impulsado un raro tipo de sensación de la cultura pop.

ha impulsado un raro tipo de sensación de la cultura pop.

Encanto no desplazó a cualquiera del primer puesto: superó a Adele. Seis canciones de la película se ubicaron en la lista Billboard 100, incluidas Surface Pressure, The Family Madrigal, What Else Can I Do? Waiting on a Miracle y Dos oruguitas. Todas también se encuentran entre las canciones más escuchadas en Spotify, donde We Don™t Talk About Bruno tiene más de 100 millones de reproducciones.

Miranda asimiló el fenómeno de la banda sonora de Encanto por primera vez en una entrevista, hablando por teléfono en camino a una obra de teatro. Ha estado experimentando principalmente la manía de Encanto a través de un hilo de texto con los directores Byron Howard y Jared Bush, la codirectora Charise Castro Smith y Tom MacDougall, director de música en Disney. Comparten cosas como clips de coreografías o videos de TikTok de personas cantando. (El hashtag #Encanto tiene más de 11.500 millones de vistas en TikTok).

Acabo de recibir un mensaje de texto hace diez minutos sobre alguien que tuiteó: ˜Si no hablas español y pones los subtítulos para ˜Dos oruguitas™, realmente vas a llorar', dice Miranda, riendo.

Para el dramaturgo y compositor, lo más gratificante es cómo la gente se conecta con las canciones y sus personajes como expresiones de sus propios roles y dinámicas familiares. Por ejemplo: Surface Pressure, cantada por Jessica Darrow, aprovecha el peso de la responsabilidad que siente un hermano mayor. Miranda la escribió pensando en su propia hermana mayor, Luz Miranda-Crespo. En uno de los TikToks más populares de Encanto, una joven llamada Maribel Martínez dice que no sólo se parece a la musculosa hermana Luisa, sino que Surface Pressure cuenta mi historia.

Lo que perseguíamos era: ¿Podemos llevar la complejidad de la familia, una familia latina multigeneracional, a una película de Disney?, dice Miranda. Eso es a lo que la gente parece estar respondiendo: ˜Me estoy dando golpes de cabeza con esto, pero es algo profundo y tiene capas™.

Miranda nunca vio venir la enorme popularidad de We Don™t Talk About Bruno. La canción ahora se clasifica históricamente con himnos como Can You Feel the Love Tonight de The Lion King ("El rey león") y A Whole New World de Aladdin. Pero Bruno es una canción que puedes bailar. Es una melodía más peculiar que se eleva por su ritmo contagioso y una mezcla de voces que se escinden y se fusionan en un tema de chismes sobre secretos familiares.

Le decía a un amigo, creo que este es mi 'Send in the Clowns™, dice Miranda. ˜Send in the Clowns™ fue el único éxito de ventas de Stephen Sondheim. ¿Quién hubiera adivinado, de los millones de canciones que escribió, que sería ˜Send in the Clowns™? Se siente aleatorio en cierto modo".

Pero por otro lado, todos llevamos dos años encerrados, continuó. La noción de un montón de voces dentro de una casa se siente muy resonante, en retrospectiva. Como que hay un papel para todos al cantar esta canción. Si no estás bailoteando con esta melodía, otra melodía aparecerá en dos segundos porque casi todos los personajes tienen una pequeña participación.

We Don™t Talk About Bruno llegó a Miranda rápidamente. En uno de los primeros demos, cantó los 10 papeles en una hazaña de esquizofrenia coral. No ha lanzado ese demo, pero eso no ha impedido que algunos prueben imitarlo.

Ese es siempre el proceso conmigo. Hay muchos demos terribles. A menudo se cantan a las 3 o 4 a.m., por lo que no suenan muy bien, dice Miranda, riendo. Creo que TikTok ha aprovechado al máximo los demos que he lanzado porque estoy gorjeando y mi voz se quiebra.

Las películas toman mucho tiempo, agrega. Mucho fue cantar estas canciones por años en la casa y tratar de mejorarlas cada vez más.

Por mucho que Bruno haya estallado, no competirá en los Oscar. (No, no, no, como dice la canción). La apuesta a los Premios de la Academia de Encanto es la conmovedora balada alegórica Dos oruguitas, interpretada por el cantautor colombiano Sebastián Yatra. Miranda la compuso buscando la sencillez y la metáfora de una vieja canción popular. Dos oruguitas ya fue preseleccionada para los galardones. Si es nominada y finalmente gana, le daría a Miranda su primer Oscar y, dado que ya ha recibido premios Tony, Grammy y Emmy, el llamado estatus EGOT.

No es algo que uno persiga conscientemente, dice. Estoy encantado de estar incluso a un paso de distancia.

El fenómeno de Encanto ha coronado un torbellino de dos años para Miranda que ha incluido documentales que rastrean sus orígenes, el estreno de la versión filmada de Hamilton, el esperado y muy debatido espectáculo cinematográfico In the Heights y su debut como director de cine con el musical de Jonathan Larson Tick, Tick... BOOM.

Tengo un escritorio extrañamente vacío por primera vez en unos 13 años, dice Miranda. Estuve trabajando en todo, y todo salió el año pasado.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP.