Canadá pide acciones para resolver la seguridad en Haití

El primer ministro canadiense Justin Trudeau advirtió que se necesitan acciones inmediatas para resolver la crisis de seguridad en Haití y que la ayuda adicional es uno de los temas centrales en una...

El primer ministro canadiense Justin Trudeau advirtió que se necesitan acciones inmediatas para resolver la crisis de seguridad en Haití y que la ayuda adicional es uno de los temas centrales en una reunión virtual que sostuvo el viernes con funcionarios de Canadá, Estados Unidos, Francia y otros países.

Trudeau habló al principio de la reunión organizada por Canadá, donde residen unas 165.000 personas de origen haitiano. Hay una grave crisis constitucional en Haití luego del asesinato del presidente Jovenel Moí¯se el 7 de julio, así como un clima de violencia en los vecindarios controlados por organizaciones criminales.

Trudeau dijo que Haití debe reconstruirse. El aumento de la violencia sólo está empeorando la ya precaria situación humanitaria. Debemos trabajar juntos para restaurar la estabilidad y proteger la seguridad y el bienestar del pueblo haitiano, aseguró Trudeau.

Esto requerirá una acción inmediata para mitigar la violencia y apoyar a la Policía Nacional de Haití, agregó. Uno de los ministros canadienses anunció una ayuda adicional de 50 millones de dólares canadienses (39 millones de dólares).

Trudeau dijo que los profundos problemas de gobernanza están alimentando la crisis en un país donde el retraso de las elecciones ha dejado muchos puestos sin cubrir. La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, dijo que los enfrentamientos entre pandillas han dificultado la entrega de ayuda.

El asesinato de Moí¯se complicó una situación política ya frágil en Haití.

Moí¯se llevaba más de un año gobernando por decreto tras disolver la mayoría del Parlamento en enero de 2020 en medio de un retraso de las elecciones legislativas.

Los opositores, por su parte, consideraban que el mandato de Moí¯se debería haber terminado en febrero de 2021, mientras que él insistía en que debía continuar hasta el 7 de febrero de este año, el quinto aniversario de su toma de posesión, que se retrasó por la controversia sobre su elección.

Poco antes de su muerte, Moí¯se había designado al actual primer ministro interino Ariel Henry para el cargo y muchos observadores creen que el mandato de Henry debería terminar también el 7 de febrero, aunque no se espera que parta en esa fecha.