Perú declara emergencia por derrame; 21 playas contaminadas

fueron vendidos a medio dólar. Nadie quiere comprar. Por eso hay que rematarlo, para que no se pudran, dijo malhumorado y atribuyó su desgracia a la contaminación.

fueron vendidos a medio dólar. Nadie quiere comprar. Por eso hay que rematarlo, para que no se pudran, dijo malhumorado y atribuyó su desgracia a la contaminación.

Somos 800 socios, 800 pescadores afectados, 800 familias, los señores no trabajan porque el mar está contaminado, dijo Gregorio Pacheco, uno de los dirigentes del gremio de pescadores de Ancón mientras observaba el mar donde abundaban los botes que no habían salido a pescar.

El derrame se había extendido el jueves por más de 5 kilómetros en el litoral del país que posee unos de los mares más ricos del mundo. El Pacífico en las costas de Perú posee abundante fitoplancton que alimenta diversas especies incluyendo un pequeño pez llamado anchoveta de la que se produce harina de pescado que a su vez sirve de alimento a peces de piscigranjas en las costas de China.

Las autoridades indican que un buque de bandera italiana derramó el sábado 6.000 barriles sobre el Pacífico frente a la refinería La Pampilla, administrada por la española Repsol. En los últimos días activistas ambientales han recogido aves marinas manchadas de petróleo o muertas.

La empresa niega cualquier responsabilidad y dijo que el derrame ocurrió luego que, tras consultar a la Marina de Guerra, esta institución no brindó ninguna alerta de tsunami y que por ello, el buque continuó descargando petróleo a su refinería y que después un oleaje provocó el desastre.

El país sudamericano ha pedido a Repsol resarcir el daño de inmediato que ha afectado a la fauna y flora marina peruana así como a cientos de pescadores y sus familias que se han quedado sin trabajo.

La erupción del sábado en Tonga provocó oleajes en Perú, el mar se salió en una playa e inundó restaurantes, mientras en otra playa dos mujeres fallecieron arrastradas por las olas.