ONU pide proteger a candidatos en legislativas de Colombia

Naciones Unidas pidió el jueves que se garantice la protección de candidatos en las elecciones legislativas que Colombia celebrará en marzo, sobre todo en aquellas zonas más afectadas por pobreza ...

Naciones Unidas pidió el jueves que se garantice la protección de candidatos en las elecciones legislativas que Colombia celebrará en marzo, sobre todo en aquellas zonas más afectadas por pobreza y conflicto.

Carlos Ruiz, enviado de Naciones Unidas para Colombia, dijo al Consejo de Seguridad de la ONU que es crítico que en Colombia se activen las provisiones de seguridad incluidas en el acuerdo de paz que el gobierno colombiano firmó con las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016.

Ruiz destacó que garantizar la seguridad de los candidatos indígenas, afrocolombianos y mujeres, víctimas de conflicto armado, es esencial. Estos son más de 400 candidatos que aspiran a las 16 curules por las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz, es decir, distritos creados para aumentar la representación política de regiones afectadas por violencia.

El acuerdo de paz de 2016 entre las FARC y el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos acabó con medio siglo de conflicto armado. Sin embargo, varios grupos armados ilegales siguen usando la violencia para mantener control sobre rutas de narcotráfico. Estos grupos son principalmente Segunda Marquetalia, el Clan del Golfo y el Ejército de Liberación Nacional.

El Consejo de Seguridad revisa trimestralmente la situación del proceso de paz en el país latinoamericano.

Las elecciones de marzo servirán para escoger a representantes al Congreso.

Esta es una oportunidad histórica, visualizada en el acuerdo de paz, que debe ser protegida para ampliar la democracia de Colombia, dijo Ruiz al Consejo de Seguridad.

A finales de diciembre el gobierno colombiano informó sobre sus estrategias para garantizar la seguridad de los más de 2.800 candidatos que se presentan en las elecciones.

En la reunión del jueves habló de forma remota Luz Marina Giraldo, una excombatiente de las FARC en proceso de reincorporación, cuyo esposo, también excombatiente, falleció por causa de la violencia en 2019.

Giraldo hizo un llamado para que las viudas, familiares y huérfanos de excombatientes que apoyaron el acuerdo de paz y luego fueron víctimas de violencia tengan acceso a la educación superior, a sistemas de salud y a la oferta laboral, entre otras cosas.

Pese a que en el marco de este gran acuerdo se consagraron como principios fundamentales la igualdad, el perdón y la reconciliación, la dura realidad nos muestra con hechos fehacientes un rechazo generalizado, una frivolidad no sólo hacia nosotros, sino hacia nuestros hijos, los hijos de la paz, dijo Giraldo.

El embajador Jeffrey DeLaurentis, asesor de asuntos políticos especiales de la misión de Estados Unidos ante la ONU, recordó en la reunión que su país quitó recientemente a las FARC de la lista de organizaciones terroristas. La maniobra fue considerada como un intento por renovar su compromiso con la implementación del acuerdo de paz.

Sin embargo, seguimos observando a aquellos que amenazan la paz en Colombia y rechazan abandonar sus armas, dijo el estadounidense.

Por su parte, el consejero presidencial del gobierno colombiano para la Estabilización y Consolidación, Emilio Archila, dijo en la reunión que la administración del presidente Iván Duque se está preparando para ofrecer seguridad a candidatos en las elecciones legislativas. Archila dijo que las elecciones de departamentos y municipios ocurridas en 2019 fueron unas de las más pacíficas en los últimos 60 años gracias a la protección especial que el gobierno otorgó a los candidatos del Partido Comunes, que está formado por excombatientes de las FARC.

Ninguno de ellos ni fue muerto, ni fue secuestrado ni tuvo que retirarse, dijo Archila. Con base en esa experiencia, nos estamos preparando para la seguridad y la protección de quienes van a ser candidatos FARC, Comunes y obviamente de las 16 curules.

Colombia vive un proceso de reintegrar a excombatientes de las FARC a la sociedad. Archila dijo que su seguridad y la de sus familiares es y seguirá siendo una prioridad.

En todos los esfuerzos que tenemos el único objetivo es que haya cero amenazas, cero muertes. No hay una sola muerte de esas que no nos duela, dijo Archila.