Sondeo: La popularidad de Biden toca fondo al año de mandato

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, terminaba su primer año en la Casa Blanca con una mayoría clara de estadounidenses por primera vez en contra de su gestión, ante una persistente pandemia...

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, terminaba su primer año en la Casa Blanca con una mayoría clara de estadounidenses por primera vez en contra de su gestión, ante una persistente pandemia y una inflación disparada, según un nuevo sondeo de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research.

Hay más estadounidenses que desaprueban la labor de Biden que a favor, un 56% frente a un 43%. En este momento, apenas el 28% de los estadounidenses quieren que Biden se presente a la reelección en 2024, incluidos el 48% de los demócratas.

Cuando se le preguntó el miércoles en una conferencia de prensa sobre su baja popularidad, Biden respondió: No me creo los sondeos.

Es un fuerte contraste con el inicio de su mandato.

En julio, el 59% de los estadounidenses dijo aprobar la labor de Biden en un sondeo de AP-NORC. Su índice de popularidad cayó al 50% para septiembre, tras la caótica y violenta retirada militar estadounidense de Afganistán y en medio de un auge de los contagios de coronavirus y de los problemas del gobierno para aprobar medidas económicas, fiscales y de infraestructuras en el Congreso.

La última encuesta muestra que la confianza de los estadounidenses en la gestión de Biden en la pandemia -considerada como un punto fuerte al principio de su presidencia- se ha erosionado más conforme la variante ómicron pone a prueba al sistema de salud y agota aún más a un electorado que confiaba en que la vida se hubiera acercado más a la normalidad para estas fechas.

Apenas el 45% dijo aprobar la gestión de Biden ante el COVID-19, respecto al 57% de diciembre y el 66% de julio de 2021.

Los estadounidenses eran aún más pesimistas sobre su gestión de la economía, que apenas un 37% veía con buenos ojos. La creciente angustia sobre su política económica coincide con el incremento más rápido de la inflación en casi 40 años, una subida interanual del 7% el mes pasado, que aumenta los gastos de los hogares y socava las subidas de salario.

Por otro lado, apenas un cuarto tiene mucha confianza en que el mandatario tiene la capacidad mental de servir eficazmente como presidente o está lo bastante sano para servir eficazmente como presidente. Casi la mitad dijo no tener confianza en la capacidad mental o la salud de Biden.

Gary Cameron, de 66 años y residente en Midwest City, Oklahoma, dijo que los deslices verbales y la edad del presidente -con 79 años, Biden es el presidente más mayor de la historia de Estados Unidos- no le dan confianza en que Biden tenga la habilidad o la energía de sacar al país de sus problemas.

Cada vez que da un discurso en televisión, un piensa ˜Dios, va a terminar siquiera este discurso?™, dijo Cameron, un independiente que votó a Donald Trump en 2020.

Otros encuestados dijeron que la edad de Biden y su experiencia vital ha demostrado ser un activo.

Apenas el 16% de los encuestados creen que la presidencia de Biden haya unido más al país, mientras que el 43% creen que está más dividido.

Harla Epstein, de Cleveland, no votó a Biden pero confiaba en que el 46to presidente de Estados Unidos, que se presentó a los votantes como un constructor de consenso, gobernaría desde el centro ideológico.

Tiene que frenar su rama de ultraizquierda y empezar a centrarse en políticas moderadas, dijo Epstein.

Algunos izquierdistas también están frustrados con Biden.

Entre las victorias legislativas de su primer año están la aprobación de un paquete de ayudas de pandemia de 1,9 billones de dólares y una ley de infraestructuras de 1,2 billones, pero no consiguió aprobar su plan de gastos estrella.

Zachary Lindahl, de 34 años y residente en Raleigh, California, dijo estar decepcionado de que Biden no hubiera podido aprobar el plan de gastos debido a los reparos los senadores demócratas Joe Manchin de Virginia y Kyrsten Sinema, de Arizona, sobre su alcance y coste.

Empezó bien cuando aprobaron los cheques de 1.400 dólares, dijo Lindahl en alusión a los pagos de estímulo incluidos en el paquete de ayudas por el coronavirus. Pero conforme pasó el tiempo, ha sido más de lo mismo. En cualquier idea grande están dispuestos a ceder hasta que no queda nada.

No todo está perdido para Biden: Muchos siguen teniendo una actitud al menos algo positiva hacia el presidente, su personalidad y su gobernanza.

El nuevo sondeo de AP-NORC muestra a Biden mejor posicionado que Trump en un punto similar de su carrera. En febrero de 2018, apenas el 35% de los estadounidenses dijeron aprobar su labor.

El reverendo Joseph Courtney, de 32 años, capellán episcopaliano en Los íngeles, dijo que en algunos aspectos Biden era el presidente que esperaba, y que había llevado confianza a la población al dar poder a expertos y científicos en la lucha contra las crisis económicas y de salud provocadas por la pandemia.

Pero Courtney dijo que Biden aún no ha cumplido su promesa de alcanzar un consenso con republicanos, ni siquiera con algunos de los legisladores más conservadores de su Partido Demócrata.

No comprendo qué aporta exactamente a la presidencia que me hiciera querer apoyarle otra legislatura, dijo Courtney.

___

El sondeo de AP-NORC a 1.161 adultos se realizó entre el 13 y el 18 de enero utilizando una muestra del panel basado en probabilidad AmeriSpeak, diseñado para ser representativo de la población estadounidense. El margen de error para todos los encuestados es de más menos 3,8 puntos porcentuales.