EEUU y aliados prometen unidad contra Rusia

para saber si están dispuestos a alojar a un grupo de combate de la OTAN de unos 1.000 soldados y equipo en la región del mar Negro.

para saber si están dispuestos a alojar a un grupo de combate de la OTAN de unos 1.000 soldados y equipo en la región del mar Negro.

Hay varias naciones que están interesadas en albergar a estas fuerzas, comentó el almirante Rob Bauer, director del comité militar de la OTAN, la semana pasada.

Debido a que no es miembro de la OTAN, Ucrania no puede esperar recibir ayuda militar por parte de la alianza como organización en caso de que Rusia invada su territorio.

En cuanto a las sanciones, entre la Unión Europea y los gobiernos europeos individuales, la retórica ha coincidido con la de la Casa Blanca y los estadounidenses: Rusia incurriría en enormes costes económicos y políticos si Putin envía sus fuerzas al otro lado de la frontera con Ucrania.

Ningún gobernante ha discutido públicamente la naturaleza precisa de las posibles sanciones, señalando que sería un error enseñar sus cartas. La UE tiene antecedentes de sancionar a Rusia al unísono con Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y otros aliados.

Las sanciones de las que más se ha hablado incluyen prohibirle a Rusia acceso al sistema bancario SWIFT, que maneja el flujo de dinero en todo el mundo, además de imponer sanciones a la familia de Putin, sus allegados políticos y militares y a los bancos rusos.

El gobierno británico mantiene la misma línea dura de Estados Unidos en cuanto a Ucrania. El primer ministro Boris Johnson habló con el mandatario ucraniano Volodymyr Zelenskyy la semana pasada para apoyar una amplia gama de sanciones económicas en caso de una invasión rusa, informó la oficina de Johnson.

Sin embargo, existen dudas sobre qué tanto daño económico está dispuesto a infligir Gran Bretaña al distrito financiero y al mercado inmobiliario de Londres, que son destinos para el capital ruso.

El ministro de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune, dijo recientemente que su país está preparado para respaldar sanciones en contra de Rusia de ser necesario. No entró en detalles.

Alemania, la economía más grande de Europa, tiene una de las mayores influencias sobre Rusia: un gasoducto de construcción reciente, el Nord Stream 2, que distribuiría gas natural de Rusia directamente a Alemania y otras naciones.

La ministra del Exterior alemana, Annalena Baerbock, dijo el lunes que su país hará todo para garantizar la seguridad de Ucrania.

Cualquier escalada adicional vendrá con un elevado precio para el régimen ruso: económico, político y estratégico, subrayó. Y hablamos muy en serio. Pero el gobierno alemán ha enviado señales contradictorias sobre si mantendría el gasoducto fuera de operaciones en caso de que Rusia envíe tropas hacia Ucrania.

___

Cook informó desde Bruselas. Los periodistas de The Associated Press Frank Jordans y Geir Moulson en Berlín, Jill Lawless en Londres, Vladimir Isachenkov en Moscú, y Sylvie Corbet en París contribuyeron a este despacho.