Argentina y EEUU se reunen en plena negociación con FMI

El ministro argentino de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, mantuvo el martes un encuentro con su par estadounidense Antony Blinken en el que buscó el apoyo de Washington para destrabar las neg...

El ministro argentino de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, mantuvo el martes un encuentro con su par estadounidense Antony Blinken en el que buscó el apoyo de Washington para destrabar las negociaciones para lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que permita refinanciar una deuda de unos 44.000 millones de dólares.

La cita de Cafiero con el secretario de Estado del país con mayor peso en el directorio del organismo de crédito tuvo lugar en un contexto marcado por los obstáculos luego de que Argentina anunció pocos días atrás que no piensa aceptar el ajuste que pretende imponerle el FMI, ya que conspiraría contra su actual crecimiento económico después de sufrir una recesión de casi 10% en 2020.

Cafiero transmitió que la Argentina ha emprendido una senda que pretende consolidar la estabilidad macroeconómica y el crecimiento económico sostenible e inclusivo. El canciller concluyó que es necesario un mensaje de la autoridad política al Tesoro para contar con el apoyo de Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional, y que de este modo no se restrinja el crecimiento de la Argentina.

En este sentido, Blinken sostuvo que apoya firmemente las negociaciones con el FMI y aspira a una pronta resolución positiva. Asimismo durante la reunión bilateral, Blinken destacó los índices de crecimiento macroeconómicos que expuso el canciller Cafiero y remarcó la importancia de Argentina para el hemisferio y para potenciar la relación bilateral.

Durante la cita ambos funcionarios abordaron distintos puntos de la agenda bilateral y multilateral como el cambio climático y los derechos humanos. Además estaba previsto que las tratativas que Argentina mantiene con el FMI surgieran durante la conversación.

Argentina mantiene una larga y ardua negociación con el organismo crediticio para refinanciar 44.000 millones de dólares de un préstamo otorgado al gobierno del conservador Mauricio Macri (2015-2019) en medio de una crisis monetaria. De los 19.000 millones de dólares que vencen este año, sólo en el primer trimestre es necesario cancelar 3.900 millones.

Uno de los puntos que más desacuerdos está generando es el déficit fiscal al que se debería comprometer el país sudamericano. Según la estrategia argentina, para llegar a un acuerdo que evite un nuevo cese de pagos, como ha sido habitual a lo largo de su historia, es necesario tener la luz verde del gobierno de Joe Biden.

Antes de la cita, el ministro argentino de Economía, Martín Guzmán, dijo a medios de prensa internacionales que prácticamente hay acuerdo con el Fondo sobre cuál es el resultado fiscal primario hacia el cual debe converger la economía, pero las diferencias se centran en torno "a la velocidad, porque se están analizando "diferentes objetivos. También dijo que aún queda camino por recorrer y aunque las negociaciones están un poco mejor que hace una semana, aún queda mucho por hacer

El presidente peronista Alberto Fernández afirmó pocos días atrás que su gobierno no puede pagar al organismo los vencimientos de este año y cuestionó que éste intente imponerle un programa económico basado en el ajuste. Fernández sostiene además que el crédito otorgado a Argentina en 2018 constituyó un error del organismo y tuvo un carácter político porque permitió sostener al entonces presidente Macri en momentos en que la economía del país se derrumbaba.

Argentina aspira a obtener el mayor apoyo político dentro y fuera de sus fronteras en sus conversaciones con el FMI. En los últimos meses Fernández ha recabado el apoyo de muchos países de Latinoamérica y de varios de Europa.

En el plano interno todavía no ha podido mostrar un consenso político nacional en torno a las negociaciones con el FMI debido a que están congeladas las conversaciones entre las autoridades y la principal fuerza de la oposición tendientes a informar sobre los detalles de las conversaciones con el organismo.