La hija de Gabriel García Márquez, hasta ahora desconocida

Una parte de la vida íntima del escritor colombiano Gabriel García Márquez se guardó en secreto de acuerdo a su propia voluntad: tenía una hija llamada Indira Cato, según confirmaron el lunes a ...

Una parte de la vida íntima del escritor colombiano Gabriel García Márquez se guardó en secreto de acuerdo a su propia voluntad: tenía una hija llamada Indira Cato, según confirmaron el lunes a The Associated Press dos familiares del Nobel de Literatura.

Indira es una joven mexicana de 31 años, quien lleva el apellido de su madre, la escritora y periodista mexicana Susana Cato, reveló el domingo el periodista Gustavo Tatis Guerra en El Universal de Cartagena, el mismo diario en el que Gabo ejerció por primera vez el periodismo.

Indira decidió llevar el apellido de su madre, con la dignidad de quien forja su destino a pulso. Jamás ha reclamado el apellido de García Márquez, a quien la vida no le alcanzó para reconocerla y darle su apellido, escribió Tatis.

Hasta ahora era público que Gabo tenía solo dos hijos: Rodrigo y Gonzalo, producto de su matrimonio con Mercedes Barcha Pardo, quien falleció en México en agosto de 2020. La existencia de su hija Indira era conocida por la familia, donde se mantuvo la reserva incluso luego de la muerte del escritor en abril de 2014.

Es una noticia que a nosotros como familia no nos toma de sorpresa, dijo a la AP Shani García-Márquez, sobrina del escritor, en una llamada telefónica desde la ciudad caribeña de Santa Marta. Siempre como familia hemos sido muy respetuosos de las decisiones, el conocimiento de nuestra prima data de hace muchos años. Nuestros padres de alguna manera siempre nos dijeron que la voluntad era la reserva y siempre se ha manejado, agregó.

La familia García Márquez rehusó compartir el contacto de Indira Cato por cuestiones de privacidad y hasta ahora la AP no ha logrado contactar a Cato para conocer su versión.

Gabriel Eligio Torres García, sobrino de Gabo, comentó a la AP que Indira tiene 31 años y, según ha conocido, habría sido Susana Cato quien pidió que su hija no llevara el apellido de su padre para que tuviera una vida tranquila.

Torres agregó que la joven nunca ha viajado a Colombia ni la conoce personalmente, sin embargo, se comunica con ella por redes sociales. Me entero de Indira casualmente por mis primos, Gonzalo y Rodrigo, en algún momento en reunión lo comentamos. Lo que sí sé, por comentarios, es que Gabo todo el tiempo estuvo ahí pendiente de Indira, siempre que llegaba a México la iba a ver, añadió Torres.

En su crónica, Tatis Guerra cuenta que Gabo habría escogido el nombre de su hija en honor a Indira Gandhi, primera mujer que gobernó India, y quien lo llamó a felicitarlo en 1982 cuando ganó el Premio Nobel de Literatura por su obra Cien años de soledad, y luego conoció personalmente en la VII Cumbre de los Países No Alineados.

El periodista agrega que Gabo y Susana Cato trabajaron juntos en los guiones de la película Con el amor no se juega, 1991, y el cortometraje El espejo de dos lunas.

La hija de Gabo es una productora de cine mexicana, participó en el documental sobre migrantes Llévate mis amores, 2014, dirigido por Arturo González Villaseñor.

"Lleva una vida muy artística, como varios de la familia, eso nos da mucha alegría, que ella por nombre propio brille que es lo que todo artista quiere. Gracias a Dios lo ha podido hacer, indicó Shani.

Tatis Guerra dijo a la AP que no hubo una razón específica para que la historia fuera publicada el domingo luego de años de investigación y de buscar una forma de contarla para no herir la fibra íntima de la familia García Márquez, de Susana y su hija Indira Cato. El periodista aseguró que la historia estuvo a punto de ser publicada en diciembre de 2021, sin embargo, lo más curioso de todo es que sin saberlo, por esos aparentes azares salió el 16 de enero, un día antes del cumpleaños número 31 de Indira Cato.