Tormenta invernal lleva nieve y hielo al sur de EEUU

Una peligrosa tormenta invernal con fuertes vientos y hielo azotó el domingo partes del sureste de Estados Unidos, cortando el suministro eléctrico, derribando árboles y vallas y cubriendo las carr...

Una peligrosa tormenta invernal con fuertes vientos y hielo azotó el domingo partes del sureste de Estados Unidos, cortando el suministro eléctrico, derribando árboles y vallas y cubriendo las carreteras con un traicionero esmalte helado.

Decenas de miles de usuarios se quedaron sin electricidad en Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Florida. Las patrullas de caminos reportaron cientos de accidentes viales, y un tornado azotó un campamento de casas rodantes en Florida. En el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas se cancelaron más de 1.200 vuelos el domingo, más del 90% del itinerario dominical, según el sitio de rastreo de vuelos flightaware.com.

La tormenta invernal Izzy dejó hasta 25 centímetros (10 pulgadas) de nieve en algunas partes del oeste de Carolina del Norte conforme el sistema se desplazaba por el sureste de Estados Unidos, dijo Brian Hurley, del Centro de Predicción Climática en College Park, Maryland.

El sargento primero Christopher Knox, portavoz de la Patrulla de Caminos de Carolina del Norte, dijo que, hacia el domingo en la tarde, la agencia había respondido a 300 choques de vehículos y a unas 800 llamadas para solicitar ayuda. Dos personas fallecieron el domingo cuando su vehículo salió del camino y se impactó contra unos árboles en Raleigh. El conductor y el pasajero, ambos de 41 años y residentes de Carolina del Sur, fueron declarados muertos en el lugar. Knox dijo que los investigadores creen que el vehículo circulaba a mucha velocidad para las condiciones, descritas como de precipitación invernal mixta.

La policía de Durham tuiteó una fotografía de un tráiler que se salió del paso elevado de la autopista estatal 147, en Durham. La cabina del camión parecía haber caído en posición horizontal sobre la autopista 15-501, mientras que el resto del vehículo terminó en posición vertical. La portavoz policial Kammie Michael dijo que el conductor se encuentra en condición estable y sus heridas no ponen en riesgo su vida.

El hijo de 6 años de Kristen Baker Morrow hacía ángeles de nieve después de que cayeron unos 12 centímetros (4 pulgadas) de nieve en su casa en Crouse, Carolina del Norte. Sin embargo, no pudieron estar demasiado tiempo a la intemperie debido a la sensación térmica.

Nos tomó de 30 a 45 minutos ponernos toda (la ropa) encima para pasar unos 10 minutos en la nieve, pero definitivamente valió la pena para él, tomar nuestras fotos y crear algunos recuerdos, dijo Morrow, una enfermera de 35 años.

Los apagones, que alcanzaron los 250.000 clientes a primeras horas del domingo, descendieron a 150.000 hacia la noche, según poweroutage.us. Carolina del Norte fue el estado más afectado, con unas 90.000 viviendas sin luz. También hubo interrupciones al servicio eléctrico en partes de Georgia, Carolina del Sur y Florida.

El Servicio Meteorológico Nacional confirmó la presencia de un tornado con vientos de 190 km/h (118 mph) en el suroeste de Florida. La agencia indicó que el tornado estuvo en tierra durante casi tres kilómetros (2 millas), con una anchura máxima de 115 metros (125 yardas). Treinta casas rodantes quedaron destruidas y 51 sufrieron daños importantes. Se reportaron tres personas con heridas leves.

___

Los periodistas de The Associated Press Dave Porter, en la ciudad de Nueva York; Jeff Martin en Woodstock, Georgia; Rebecca Reynolds en Simpsonville, Kentucky; Terry Spencer en Fort Lauderdale, Florida; Ron Todt, en Filadelfia; Kim Chandler in Montgomery, Alabama; y Collin Binkley en Killington, Vermont, contribuyeron a este despacho.