Identifican a atacante de sinagoga en Texas, era británico

Las autoridades identificaron el domingo a un ciudadano británico de 44 años como el hombre que tomó como rehenes a cuatro personas en una sinagoga de Texas durante 10 horas antes de que un equipo ...

Las autoridades identificaron el domingo a un ciudadano británico de 44 años como el hombre que tomó como rehenes a cuatro personas en una sinagoga de Texas durante 10 horas antes de que un equipo táctico del FBI irrumpiera en el edificio, poniendo fin a un tenso enfrentamiento que el presidente Joe Biden calificó como un acto de terror.

Malik Faisal Akram fue asesinado a tiros después de que el último de los rehenes saliera alrededor de las 9 de la noche del sábado en la Congregación Beth Israel, cerca de Fort Worth. En un comunicado, el FBI dijo que no había indicios de que alguien más estuviera involucrado, pero no proporcionó un posible móvil.

En una transmisión en vivo por Facebook, se podía escuchar a Akram exigiendo la liberación de una neurocientífica paquistaní acusada de tratar de matar a militares estadounidenses en Afganistán. El FBI y la policía se negaron a responder quién le disparó a Akram cuando terminó el enfrentamiento.

Un video de la televisora local WFAA mostró a personas salir corriendo por una puerta de la sinagoga, y luego a un hombre con un arma abriendo la misma puerta segundos después antes de darse la vuelta y cerrarla. Momentos después, se escucharon varias rondas de disparos y de una explosión.

Tenga la seguridad de que estamos enfocados, dijo Biden durante una visita a una despensa de alimentos en Filadelfia el domingo por la mañana. El fiscal general está concentrado y se asegura de que lidiemos con este tipo de actos.

El agente especial a cargo del FBI, Matt DeSarno, dijo que el secuestrador se centró específicamente en un problema que no estaba directamente relacionado con la comunidad judía, y no había indicios inmediatos de que el hombre fuera parte de un plan más amplio. Pero DeSarno dijo que la investigación de la agencia tendrá alcance global.

No estaba claro por qué Akram eligió la sinagoga

Funcionarios al tanto de lo sucedido dijeron que el secuestrador exigía la liberación de Aafia Siddiqui, una neurocientífica paquistaní sospechosa de tener vínculos con Al Qaeda que está en una prisión federal en Texas. Akram también quería hablar con ella.

Aafia Siddiqui obtuvo títulos avanzados de la Universidad de Brandeis y el Instituto de Tecnología de Massachusetts antes de ser sentenciada en 2010 a 86 años de prisión por cargos de agredir y disparar contra oficiales del Ejército estadounidense después de haber sido detenida en Afganistán dos años antes. El castigo provocó indignación en Pakistán entre los líderes políticos y sus partidarios, quienes la vieron como una víctima del sistema de justicia penal estadounidense.

La sinagoga Beth Israel es encabezada por el rabino Charlie Cytron-Walker, quien estuvo entre los rehenes. El domingo, se negó a hablar mucho al ser interrogado por un reportero de la AP, diciendo únicamente: "Esto es algo abrumador, como usted se podrá imaginar. Eso que ocurrió ayer no fue nada divertido.

Andrew Marc Paley, rabino de Dallas que acudió a Fort Worth para ayudar espiritualmente a los rehenes soltados y a sus familias, declaró que Cytron-Walker actuó como un líder calmado y sereno durante el asedio.

El primer rehén fue soltado a eso de las 5 p.m., aproximadamente al mismo tiempo que fue entregada comida a la sinagoga, pero Paley dijo que no sabía si ésa era parte de las negociaciones.

El primer rehén liberado realmente parecía bastante sereno, pero no sé si quizás era por el shock, indicó Paley.

Estaba muy calmado, y muy agradecido con la policía y con el rabino Charlie, añadió.