Youngkin juramenta como el 74to gobernador de Virginia

En un tono bipartidista y de optimismo, el nuevo gobernador de Virginia, Glenn Youngkin, se comprometió el sábado a restaurar la confianza en el gobierno y a restaurar el poder al pueblo durante su ...

En un tono bipartidista y de optimismo, el nuevo gobernador de Virginia, Glenn Youngkin, se comprometió el sábado a restaurar la confianza en el gobierno y a restaurar el poder al pueblo durante su asunción del cargo.

Hoy estamos juntos a favor de los habitantes de Virginia que jamás han perdido la fe, incluso cuando han sufrido pérdidas. A favor de los habitantes de Virginia que no han dejado de soñar en una vida mejor, incluso en medio de las dificultades, dijo Youngkin a miles de entusiastas espectadores frente al histórico Capitolio estatal. Mis compañeros virginianos, el espíritu de Virginia está vivo y activo. Y juntos lo fortaleceremos.

No importa por quiénes votaron, me comprometo a ser su defensor, su voz, su gobernador, dijo el republicano, un ex ejecutivo de valores privado recién llegado a la política.

El discurso inaugural de Youngkin fue parte de un fin de semana de pompa y solemnidad en Richmond debido a que las nuevas autoridades republicanas elegidas asumieron sus cargos. El secretario de justicia Jason Miyares y la vicegobernadora Winsome Earle-Sears también juramentaron durante la ceremonia al aire libre.

El momento abrió un nuevo capítulo de gobierno en un estado donde los demócratas tuvieron pleno control del poder los últimos dos años y ocuparon la mansión del gobernador los últimos ocho.

Youngkin reconoció la devastación causada por la pandemia de coronavirus, incluidos los más de 15.000 habitantes de Virginia fallecidos, y se comprometió a llevar al estado hacia un día nuevo y mejor. Aunque Youngkin alienta a quienes ya puedan hacerlo a que se inoculen, entre sus primeros actos como gobernador puso fin a la obligatoriedad de las vacunas para los trabajadores estatales.

También reiteró sus propuestas de campaña como reducir impuestos, sacar la política de las aulas, aumentar la paga a maestros y policías, e impulsar la economía. Aunque las infecciones de ómicron llenan los hospitales con pacientes no vacunados en Virginia y el resto del país, el gobernador se comprometió a mantener a los chicos en las escuelas tras destacar la importancia de la educación presencial y reconocer las dificultades que la enseñanza virtual ha causado a los padres que trabajan, en especial las madres.