Maestros franceses inician huelga por gestión de la pandemia

Los maestros franceses iniciaron una huelga nacional el jueves en protesta por la manera como el gobierno gestiona la situación del coronavirus en las escuelas, denunciar las normas confusas y reclam...

Los maestros franceses iniciaron una huelga nacional el jueves en protesta por la manera como el gobierno gestiona la situación del coronavirus en las escuelas, denunciar las normas confusas y reclamar mayor protección.

Se prevé que una gran mayoría de los docentes, agotados por las presiones de la ola creciente de COVID-19, acatarán el llamado de 11 sindicatos a protestar los trastornos provocados por el virus y las normas cambiantes sobre el aislamiento.

Los sindicatos han convocado a una protesta callejera en París para las próximas horas.

Francia está en el epicentro de la pelea actual de Europa contra el COVID-19, con hasta 360.000 contagios nuevos diarios en los últimos días, debido a la contagiosa variante ómicron del coronavirus. Los profesores están enojados y quieren que se aclaren las normas y se les proporcionen más protecciones, como mascarillas y pruebas diagnósticas adicionales para combatir la enfermedad.

El mes de enero es duro (para las escuelas), reconoció el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, en la televisora France 2. Su ministerio había documentado 50.000 nuevos casos de COVID-19 entre alumnos en los últimos días y un enorme número de clases clausuradas por el virus: 10.553. Se prevé que las cifras empeorarán en las próximas semanas.

Los sindicatos estimaron que entre el 62 y el 75% de los docentes apoyan la movilización. El gobierno dijo que el 27% de los docentes acatan la huelga.

El sindicato de maestros SNUIPP dijo que el descontento va al alza entre los profesores franceses. Desde el 6 de enero, las autoridades han cambiado dos veces las normas sobre pruebas diagnósticas a escolares, lo que ha desubicado a muchos. El sindicato esperaba que en torno al 75% de maestros hiciera huelga, con la mitad de las escuelas cerradas en todo el país.

La situación desde el principio del año escolar en enero ha creado un desastre indescriptible y una fuerte sensación de abandono y descontento entre el personal escolar, indicó el sindicato.

SNUIPP reclama que se vuelva a la norma anterior que suspende las clases durante una semana si un niño da positivo.

Los docentes reclaman mascarillas de mejor calidad, más testeo en las escuelas y artefactos que adviertan cuando se debe ventilar un aula.

El Senado aprobó una ley que obliga a los adultos a mostrar certificados de vacunación en restaurantes, bares, cines, teatros, arenas deportivas y trenes interregionales. Los menores de 17 años no vacunados pueden mostrar un resultado de test negativo.

La medida entrará en vigencia una vez que la sancione el parlamento la semana próxima.