Polonia anuncia nuevas reducciones de impuestos

El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki anunció el martes una segunda ronda de recortes de impuestos sobre las ventas como parte de las gestiones del gobierno para reducir la inflación, que el ...

El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki anunció el martes una segunda ronda de recortes de impuestos sobre las ventas como parte de las gestiones del gobierno para reducir la inflación, que el mes pasado alcanzó su nivel más alto en 21 años.

Morawiercki culpó del aumento de los precios a los elevados precios del gas ruso y a la política de la Unión Europea para combatir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, el jefe de la Agencia Internacional de Energía dijo que el aumento en la demanda de combustibles fósiles ha tenido un papel mayor, y los líderes de la oposición han acusado al partido gobernante de aferrarse al carbón demasiado tiempo.

El premier dijo que la recuperación en la demanda de bienes contribuyó también al despegue de la inflación.

A partir de febrero y hasta julio, el impuesto sobre los combustibles para vehículos será reducido de 23% a 8%, dijo el gobierno. No habrá impuesto sobre el gas para cocinar y para calefacción, ni sobre los fertilizantes artificiales, que son producidos con gas. En el caso de algunos alimentos, el impuesto bajará de 5% a 0.

Morawiecki exhortó a los vendedores de alimentos a rebajar los precios de forma correspondiente y dijo que las personas deberán ver un cambio positivo en las próximas semanas. Se espera que la medida le cueste al gobierno hasta 20.000 millones de zlotys (5.000 millones de dólares), pero deberá resultar en una reducción de 1,5 puntos porcentuales en la inflación, afirmó.

El anuncio se produce en momentos en que el gobierno es blanco de fuertes críticas de individuos y grupos profesionales por el complicado sistema tributario que lanzó el 1 de enero.

Morawiecki dice que el sistema Orden Polaco beneficiará a la mayoría de los habitantes, especialmente a aquellos con bajos ingresos, pero los pagos en enero a policías y pensionistas han sido significativamente más bajos que en diciembre, lo que causó indignación en la opinión pública.