Japón mantendrá fronteras cerradas ante amenaza de COVID-19

y donde ahora los restaurantes tendrán horarios reducidos.

y donde ahora los restaurantes tendrán horarios reducidos.

Sin embargo, la campaña por ofrecer vacunas de refuerzo, que comenzó con empleados del sector salud en diciembre, ha tenido un lento comienzo. Para el viernes, solo el 0,6% de la población japonesa había recibido una tercera inyección, llevando a muchos expertos a pedirle al gobierno que haga más para llevar las vacunas a los ancianos.

El ministro de Salud Shigeyuki Goto atribuyó las demoras a los procesos de preparación por parte de las municipalidades y no a que haya escasez de vacunas importadas.

Kishida prometió que tanto el gobierno central como las municipalidades abrirán centros de vacunación para ofrecer más inoculaciones de refuerzo.

Los expertos prevén otro aumento de casos debido al feriado de Año Nuevo y a fin de semana larga, períodos en que los japoneses tradicionalmente viajan y hacen fiestas.