Gremio de maestros de Chicago aprueba regreso a las aulas

Los estudiantes de las escuelas públicas de Chicago se aprestan a regresar a las aulas luego que los líderes del sindicato de maestros en el tercer mayor distrito del país aprobaron un plan sobre p...

Los estudiantes de las escuelas públicas de Chicago se aprestan a regresar a las aulas luego que los líderes del sindicato de maestros en el tercer mayor distrito del país aprobaron un plan sobre protocolos del COVID-19, poniendo fin a una amarga disputa que canceló clases por cinco días.

Aunque distritos escolares en todo el país han enfrentado preocupaciones similares debido al aumento de los casos de coronavirus, la pelea en Chicago amplificó los temores sobre enseñanza remota y otros asuntos de la pandemia.

El acuerdo aprobado el lunes llevaría al regreso de los estudiantes a las aulas el miércoles y los maestros un día antes. Requiere aún la aprobación de los 25.000 miembros del gremio, con votaciones el martes y miércoles. La portavoz del Sindicato de Maestros de Chicago Ronnie Reese confirmó el objetivo de regresar a los estudiantes a las aulas para el miércoles, incluso con las votaciones en curso.

Ninguna de las partes reveló los detalles de la propuesta el lunes por la noche, pero los líderes dijeron que incluye medidas para cerrar escuelas individuales durante brotes y planes para fortalecer las pruebas de COVID-19 en el distrito de unos 350.000 estudiantes mayormente negros e hispanos.

Sabemos que esto ha sido muy difícil para estudiantes y familiares, dijo la alcaldesa Lori Lightfoot en una conferencia de prensa. Algunos preguntarán quién ganó y quién perdió. Nadie gana cuando nuestros estudiantes están fuera del lugar donde pueden aprender mejor y donde están más seguros.

No fue un acuerdo que lo tiene todo, no es un acuerdo perfecto, pero ciertamente es algo por lo que podemos tener la frente alta, en parte porque fue difícil de lograr, dijo el presidente del gremio Jesse Sharkey en una conferencia de prensa separada.

La semana pasada, el sindicato pidió clases en la internet en todo el distrito hasta que pudiese negociarse un acuerdo sobre seguridad o hasta que el nuevo aumento de casos de coronavirus amainase. El distrito, que ha rechazado la instrucción remota generalizada, respondió dejando a los maestros fuera de los sistemas de enseñanza remota dos días después del regreso de los estudiantes del receso invernal. El lunes por la noche, la cámara de delegados del gremio votó en favor de suspender su acción laboral.