Cierra grupo egipcio defensor de derechos humanos

Una de las últimas organizaciones independientes en defensa de los derechos humanos en Egipto anunció el lunes su cierre a través de un comunicado en que denunció una persecución de parte del gob...

Una de las últimas organizaciones independientes en defensa de los derechos humanos en Egipto anunció el lunes su cierre a través de un comunicado en que denunció una persecución de parte del gobierno.

Por años, el gobierno de Egipto ha implementado una campaña generalizada contra disidentes con la cual ha reprimido a muchos de los grupos de la sociedad civil del país y ha encarcelado a miles de personas.

La organización egipcia Red írabe de Información sobre Derechos Humanos (ANHRI, por sus siglas en inglés), fundada en 2004 por un grupo de abogados y activistas, ha documentado violaciones de los derechos de ciudadanos, periodistas y prisioneros políticos en Egipto y la región. También ha seguido la intimidación y el ataque crecientes de parte del gobierno contra trabajadores de derechos humanos y otras personas.

Sin embargo, las leyes han convertido las operaciones de la ANHRI en actividades ilegales, lo que ha llevado a la organización a cerrar, explicó su director ejecutivo Gamal Eid en el comunicado. Indicó que trabajadores del grupo han sido arrestados, intimidados y agredidos físicamente por elementos de las fuerzas de seguridad.

Seguiremos siendo abogados conscientes, y como defensores individuales e independientes de los derechos humanos, trabajaremos lado a lado con las pocas organizaciones independientes restantes de defensa de los derechos humanos, con los defensores independientes de derechos humanos y con todo el movimiento que exige la democracia, escribió.

Un funcionario del área de medios del gobierno no respondió a la petición de comentarios respecto al comunicado de la organización.

Muchos de quienes han sido encarcelados en años recientes son islamistas pero también se encuentran activistas seculares que estuvieron involucrados en el levantamiento de la Primavera írabe de 2011 que llevó al derrocamiento del autócrata Hosni Mubarak.

Como abogado, Eid representó a algunos de los detenidos seculares más prominentes. Una corte ordenó el congelamiento de sus activos y le ha prohibido viajar desde 2016.