Arrestan a 3 sospechosos de vínculos con ataque en Yakarta

Los indonesios se mostraron sacudidos pero se negaron a verse amedrentados un día después del atentado en un distrito comercial de la capital, del que el grupo Estado Islámico se atribuye la...

Los indonesios se mostraron sacudidos pero se negaron a verse amedrentados un día después del atentado en un distrito comercial de la capital, del que el grupo Estado Islámico se atribuye la responsabilidad.

La policía informó el viernes a un canal de televisión de Indonesia que arrestó a tres sospechosos de tener vínculos con el ataque en el que murieron siete personas, incluyendo cinco atacantes.

La zona cerca del Starbucks en el que comenzó el atentado de atacantes suicidas y hombres armados, sigue acordonada y con una fuerte presencia policiaca.

Testigos y periodistas rondaban el lugar, y algunas personas dejaron flores y mensajes de apoyo.

Una enorme marquesina en la cima del edificio donde se ubica la cafetería desplegó mensajes que decían "#prayforjakarta" e "Indonesia Unida".

Los diarios publicaron titulares que declaraban que la nación estaba unida en su condena al atentado, el primero que sufre el país desde 2009.

El jefe de policía del área de Depok, el coronel Dwiyono, dijo a MetroTV que la mañana del viernes se arrestó a tres hombres en sus viviendas de Depok, a las afueras de la capital.

Dwiyono, quien al igual que muchos indonesios es identificado con un solo nombre, dijo que se sospecha que los detenidos son combatientes y están siendo interrogados por posibles vínculos con el atentado del jueves.

De acuerdo a imágenes transmitidas por MetroTV, se ve a tres hombres esposados y escoltados por la policía.

Risti Amelia, una contadora en una empresa ubicada cerca del lugar del ataque, dijo que "seguía débil y temblando" cuando regresó a su oficina. Debido a que el personal seguía en un estado delicado, la empresa decidió enviar a sus trabajadores a casa, comentó.

Dos civiles murieron durante el ataque que comenzó la mañana del jueves: un indonesio y otro de nacionalidad canadiense. Cerca de 20 personas resultaron heridas.