Arabia Saudí libera a princesa detenida casi tres años

Las autoridades saudíes liberaron a una princesa detenida en el reino en circunstancias misteriosas durante casi tres años, dijo gente cercana a ella el domingo.

Las autoridades saudíes liberaron a una princesa detenida en el reino en circunstancias misteriosas durante casi tres años, dijo gente cercana a ella el domingo.

La princesa, Basmah bint Saud, hija del segundo rey de Arabia Saudí, desapareció en marzo de 2019 y terminó en una famosa prisión sin cargos, escribió ella misma en redes sociales en ese momento.

El motivo de su arresto junto con su hija no estaba claro, ya que nunca ejerció una influencia significativa. Pero fue el último caso contra un miembro de la familia real cuando el testarudo príncipe heredero Mohammed bin Salman consolidó el poder como el líder de facto del reino.

Tras la ascensión al trono de su padre, el rey Salman, en 2015, él ha procesado a críticos, activistas y miembros de la realeza rival, y ha encerrado y extorsionado a príncipes en una purga anticorrupción.

La princesa Basmah, de 58 años, y su hija Suhoud al-Sharif, de 30, abandonaron la prisión de al-Ha™ir en las afueras de la capital saudí, Riad, la semana pasada y regresaron a su hogar en la ciudad portuaria de Yida el jueves, informó su asesor legal Henri Estramant. La princesa Basmah sufre problemas de salud, incluida la osteoporosis, y ahora se concentra en recuperarse y pasar tiempo con la familia, agregó.

El gobierno saudita no ha comentado públicamente sobre el caso. Pero en 2020, la Misión de Arabia Saudita ante Naciones Unidas en Ginebra le dijo al grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias que la princesa Basmah estaba acusada de delitos penales relacionados con el intento de viajar ilegalmente fuera del reino.

Estramant dijo que agentes de seguridad recogieron a la princesa y a su hija cuando se preparaban para viajar a Suiza para recibir atención médica regular.

La salud de la princesa Basmah se deterioró significativamente durante la detención, dijeron sus defensores en Grant Liberty, en Londres, que solicitó ante la ONU su liberación e hizo campaña durante meses.

Durante meses ni siquiera sabíamos si estaba realmente viva o no, dijo la oficial legal de Grant Liberty, Rhianna Dorrian. También sabemos que le negaron la medicación básica.

Arabia Saudí está tratando de modernizarse y desarrollarse y es importante no tener personas en detención arbitraria, dijo Estramant.