Descartan afectación a especies por erupción de volcán Wolf

La nueva erupción que inició el viernes en el volcán Wolf de la Isla Isabela, la mayor de Galápagos, no representa un peligro para las personas ni para las especies endémicas, se determinó en un...

La nueva erupción que inició el viernes en el volcán Wolf de la Isla Isabela, la mayor de Galápagos, no representa un peligro para las personas ni para las especies endémicas, se determinó en una evaluación del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

Un monitoreo del evento natural, que lleva en proceso unas 17 horas, descartó un riesgo para la salud humana y, por el momento, una posible afectación de las iguanas rosadas que habitan en la parte norte del coloso.

El Consejo de Gobierno de Galápagos informó en un comunicado que la sesión del COE provincial continuará vigilando el fenómeno, especialmente sobre la costa y los flancos del volcán, para determinar la dirección en que se dirige la lava.

El Instituto Geofísico reportó que a la 0120 (0620 GMT) del viernes se pudo apreciar una nube de gas y ceniza que alcanza una altura de entre 3.793 msnm (metros sobre el nivel del mar) al nororiente y 1.943 msnm al occidente.

El volcán, que se reactiva luego de siete años de relativa calma, presenta una fisura en la zona sur por donde evacúa magma en la misma dirección, hacia el interior de la isla, por ahora, indicó por su parte el Ministerio de Ambiente. En tanto, las columnas de humo y ceniza se dirigen hacia el norte de Isabela, donde no existe población humana que corra riesgo, se insistió.

Unas ocho personas entre guarda parques y científicos del Parque Nacional Galápagos y la organización Conservancy fueron movilizadas del área, como medida de prevención, puesto que se encontraban en el volcán Wolf ejecutando un trabajo de campo con las iguanas rosadas, reportó el ministerio. El equipo confirmó que el área de vida de estas especias se encuentra lejos de la erupción y la zona de impacto, por lo cual no se han considerado medidas adicionales de protección, agregó.

Especies endémicas como tortugas e iguanas se asientan en las laderas del volcán, así como también vegetación. La iguana rosada es característica del volcán Wolf.

Las Islas Galápagos están en constante formación, por lo que uno de sus principales atractivos turísticos radica en las erupciones volcánicas, afirmó el ministro de Ambiente, Gustavo Manrique quien se encuentra en el archipiélago, citó el comunicado.

Las primeras imágenes difundidas por el Parque Nacional Galápagos y que fueron captadas por los guarda parques muestran columnas de vapor y un rojo encendido en la isla, ubicada a 1.000 kilómetros del territorio continental ecuatoriano.

El volcán Wolf -con unos 1.707 metros de altura- se ubica al norte de la Isla Isabela y es su punto más alto. Su última erupción se registró en 2015.

En 1979 las Islas Galápagos fueron declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad, debido a su importante reserva de especies animales y vegetales, terrestres y marinas, únicas en el mundo.