Australia recupera algunas restricciones por auge de ómicron

El estado más poblado de Australia restableció el viernes algunas restricciones y suspendió las operaciones opcionales mientras los nuevos casos de coronavirus batieron otro récord.

El estado más poblado de Australia restableció el viernes algunas restricciones y suspendió las operaciones opcionales mientras los nuevos casos de coronavirus batieron otro récord.

Nueva Gales del Sur reportó 38.625 nuevos casos, lo que llevó a su primer ministro, Dominic Perrottet, a anunciar la prohibición de bailar y cantar en pubs y clubes de ocio nocturno, y la demora de las cirugías no urgentes hasta mediados de febrero.

Las hospitalizaciones llegaron el viernes a las 1.738 personas en el estado, y las autoridades de salud advirtieron que la cifra podría dispararse a 4.700, o incluso 6.000, si se cumplen los peores pronósticos en el próximo mes. Los hospitales están ya bajo presión luego de que unos 3.800 profesionales médicos tuvieron que aislarse por dar positivo al COVID-19.

El presidente de la Asociación Médica Australiana criticó a Perrottet el viernes apuntando que el repunte de los contagios y hospitalizaciones son el resultado de su decisión de relajar las restricciones coincidiendo con la aparición de la nueva variante ómicron, más contagiosa, en la región.

La situación era similar en el resto del país, con la mayoría de estados batiendo nuevos récords de contagiados. En total se registraron más de 76.000 infectados más, con más de 3.600 personas hospitalizadas, de las cuales 223 estaban en cuidados intensivos.

El estado de Victoria, donde la estrella del tenis Novak Djokovic pasaba su segundo día en cuarentena, confirmó 21.728 casos y aprobará una nueva norma que exigirá que quien de positivo en un test rápido de antígenos se aísle a informe a sus contactos más cercanos.