Análisis: Un renuente Biden está llamado a enfrentar a Trump

echazaran las reclamaciones. El Departamento de Justicia inició un proceso para investigar los casos de fraude electoral generalizado, hasta que el exsecretario de Justicia William Barr le dijo a The...

echazaran las reclamaciones. El Departamento de Justicia inició un proceso para investigar los casos de fraude electoral generalizado, hasta que el exsecretario de Justicia William Barr le dijo a The Associated Press que no había ninguno.

Además, aliados de Trump hicieron acusaciones infundadas sobre las máquinas para votar utilizadas en muchos estados, entre ellas la afirmación falsa de que algunas fueron fabricadas por una empresa vinculada a Venezuela, entre otras acusaciones descabelladas que ahora son objeto de litigios por difamación.

A pesar de su discurso insistente del jueves, Biden y otros funcionarios del gobierno no suelen extenderse públicamente en el tema de las teorías conspirativas sobre las elecciones, en parte porque ello azuza que sigan proliferando. Y se prevé ampliamente que, a pesar de la promesa de Biden de ayudar a impulsar el proyecto de ley sobre el derecho al voto hasta que sea aprobado, no va a retomar el tema de los acontecimientos de 2020 mucho más. Él cree que es más probable que se les gane a los partidarios de Trump gobernando, y haciéndolo bien, que volviendo a litigar constantemente por su victoria presidencial.

Al salir del Capitolio el jueves, Biden se detuvo para explicar por qué decidió criticar tan enérgicamente a Trump después de rehuir hacerlo durante tanto tiempo.

"Para poder sanar tienes que reconocer la magnitud de la herida, señaló. Hay que afrontarlo. Eso es lo que hacen las grandes naciones. Afrontan la verdad. Le hacen frente. Y siguen adelante.

Sin embargo, por mucho que Biden quiera seguir adelante, el futuro de la democracia de Estados Unidos está ahora atado a los acontecimientos de las elecciones de 2020, y de las consecuencias, que no muestran indicios de desaparecer.