Jefe del Clan del Golfo intentaría evadir extradición a EEUU

El jefe del Clan del Golfo, Dairo António Úsuga, intentaría evitar la extradición a Estados Unidos para responder por delitos asociados con el narcotráfico, advirtió el miércoles la policía co...

El jefe del Clan del Golfo, Dairo António Úsuga, intentaría evitar la extradición a Estados Unidos para responder por delitos asociados con el narcotráfico, advirtió el miércoles la policía colombiana.

Úsuga, conocido con el alias de Otoniel y señalado como el narcotraficante más buscado de Colombia, fue capturado el 23 de octubre de 2021 en las montañas del noroeste del país en una operación en la que participaron cientos de militares de fuerzas especiales.

Estados Unidos formalizó la solicitud de extradición un mes después de su captura y ahora el trámite avanza en la Corte Suprema de Justicia, encargada de estudiar la validez de la documentación presentada.

Colombia informará a la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) y a las autoridades judiciales de ese país sobre una posible maniobra de los cabecillas del Clan del Golfo para evitar que su jefe máximo sea extraditado, indicó en un video difundido a la prensa el director de la policía colombiana, general Jorge Luis Vargas, sin dar detalles sobre esos planes.

Vargas aseguró que la información llegó a través de su equipo de inteligencia por medio de fuentes humanas, elementos probatorios recolectados en procesos judiciales contra el Clan del Golfo y operaciones contra los cabecillas más visibles del grupo narcotraficante que continúan en libertad conocidos con los alias de Chiquito Malo, Siopas, Gonzalito y Brayan.

El presidente colombiano Iván Duque señaló recientemente que Úsuga está intentando acogerse a la justicia transicional y entorpecer el proceso (de extradición) con acciones judiciales.

Úsuga acudió recientemente a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el tribunal creado tras la firma del acuerdo de paz entre el gobierno y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en calidad de testigo en el marco del conflicto armado en Urabá, zona donde Úsuga delinquió desde los años 80 al pasar por varios grupos armados como las FARC y el Ejército Popular de Liberación.

En su testimonio ante la JEP, Úsuga aseguró que se había entregado a los militares voluntariamente en medio de los operativos en la zona. Su versión fue desmentida por el gobierno colombiano.

La JEP aclaró el 23 de diciembre de 2021 que Úsuga no ha sido admitido en la jurisdicción y, por tanto, no ha recibido beneficios de la justicia transicional que pueden incluir la libertad condicional.

Duque aseguró que harán efectiva la extradición para que Úsuga cumpla con sus deudas en Estados Unidos y luego responda ante la justicia en Colombia, donde tiene 128 órdenes de captura y siete sentencias condenatorias por narcotráfico, homicidio, tráfico de armas y desplazamiento forzado.

El Clan del Golfo, también conocido como Los Urabeños o las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, tiene capacidad para enviar 20 toneladas de cocaína cada mes a 28 países, principalmente a Estados Unidos y Europa, de acuerdo con las autoridades colombianas.