Portugal sopesa cómo celebrar elecciones en pandemia COVID

Las autoridades de Portugal están ante un dilema: cómo realizar unas elecciones generales previstas para el 30 de enero en medio de un brote de casos de COVID-19 que está confinando a cientos de mi...

Las autoridades de Portugal están ante un dilema: cómo realizar unas elecciones generales previstas para el 30 de enero en medio de un brote de casos de COVID-19 que está confinando a cientos de miles de posibles votantes en sus casas.

Aproximadamente 400.000 personas se encuentran en aislamiento en el país de 10,3 millones de habitantes, y los líderes políticos dijeron el miércoles que están tratando de descifrar cómo organizar los comicios.

En tanto, el alza de casos no da señales de amainar. El número de infecciones nuevas alcanzó otro récord el miércoles, con casi 40.000. El Ministerio de Salud reportó 14 decesos en el país, donde el 88% de la población está vacunada contra el COVID-19.

Portugal ha reportado recientemente entre 20.000 y 30.000 casos nuevos diarios. A la variante ómicron, sumamente contagiosa, y a una mayor cantidad de pruebas debido al requisito de mostrar un resultado negativo para poder ingresar a restaurantes y eventos deportivos, entre otros establecimientos, se les han atribuido las cifras récord.

Las autoridades están considerando retirar las normas de aislamiento para que la gente pueda ir a votar, o reducir los periodos de la cuarentena, comentó el presidente Marcelo Rebelo de Sousa.

Otra opción es habilitar más centros de votación y casillas para evitar aglomeraciones y ampliar las posibilidades de la votación anticipada, dijo el mandatario a los reporteros.

Sin embargo, el Parlamento ha sido disuelto previo a las elecciones, planteando la interrogante de cómo se podrá aprobar una legislación requerida para alterar los procedimientos electorales.

Las autoridades están particularmente alerta debido a que hace un año, después de que se redujeron las normas de COVID-19 por la temporada navideña y se sostuvo una elección presidencial, Portugal se convirtió durante varias semanas en el país más afectado por la pandemia del mundo.

Hay 9,3 millones de votantes en Portugal. Deberán elegir un nuevo Parlamento, que a su vez elegirá un nuevo gobierno.