EEUU: Suben ventas de autos; aún lejos de niveles pre-COVID

Las ventas de vehículos nuevos en Estados Unidos repuntaron ligeramente el año pasado respecto a las pésimas cifras de 2020, pero los analistas prevén que estén más de 2 millones por debajo de l...

Las ventas de vehículos nuevos en Estados Unidos repuntaron ligeramente el año pasado respecto a las pésimas cifras de 2020, pero los analistas prevén que estén más de 2 millones por debajo de los niveles registrados en los años previos a la pandemia de coronavirus.

¿La razón? Aunque hay muchos clientes que quieren comprar automóviles nuevos a altos precios, todavía no hay suficientes chips de computadora para que la industria pueda poner en marcha sus fábricas. Así que los suministros son pocos, los precios son altos y muchos clientes no pueden conseguir lo que quieren.

La demanda continúa", comentó Michelle Krebs, analista ejecutiva de Cox Automotive. Lo que no hay son ventas, porque no hay inventario.

Cox prevé que las ventas de 2021 sean de 14,9 millones de vehículos, lo que representaría un aumento del 2,5% respecto a 2020, el año en el que la pandemia azotó a Estados Unidos y provocó que la industria suspendiera sus operaciones durante ocho semanas. Pero en los cinco años previos a la pandemia, las ventas promediaron los 17,3 millones de automóviles.

Entre los más afectados por la escasez de chips estuvo General Motors, que el año pasado fue desbancada por Toyota como la fabricante de automóviles con la mayor cantidad de ventas en Estados Unidos por primera vez.

El martes, GM reportó que las ventas del año pasado en Estados Unidos cayeron cerca de 13% respecto a los niveles de 2020 a poco más de 2,2 millones. Toyota, por otra parte, registró un aumento de 10,4% en sus ventas a más de 2,3 millones.

Al igual que otras automotrices, GM se vio obligada a cerrar algunas fábricas durante el año debido a que tuvo problemas para conseguir semiconductores, sobre todo a principios de 2021. Krebs dijo que no está segura de si GM podrá desbancar a Toyota este año porque esta última ha lidiado mejor con la escasez de chips y tiene una distribución más rápida.

GM ha desviado los limitados suministros de chips a las camionetas de mayor margen de ganancias y a las SUV de tamaño completo, lo que ha impulsado los números de la empresa, dijo el portavoz Jim Cain. A principios del año pasado, GM preveía ganancias antes de impuestos de entre 10.000 y 11.000 millones de dólares, pero espera terminar el año en torno a los 14.000 millones de dólares, señaló.

La compañía, dijo Cain, prevé que la escasez de chips se calme este año, y que haya más disponibilidad en la segunda mitad de 2022.

Entre los demás fabricantes de automóviles que comunicaron sus cifras de ventas para todo el año se encuentran Ford, con un descenso interanual del 7%; Stellantis, con una caída del 2,2%; y Subaru, con ventas 4,6% inferiores a las de 2020. Honda registró un aumento del 8,9%, mientras que Hyundai experimentó un incremento del 23,3%. Las ventas de Nissan también subieron, un 8,7%, mientras que el Grupo Volkswagen registró un aumento del 11,7%, según Motor Intelligence.