Muerte de contratista en Arabia Saudí sin esclarecerse

Un año después de que un contratista estadounidense fuese hallado muerto en Arabia Saudí, su familia no cree la versión policial de que él se suicidó y teme que el caso ha sido cerrado.El cadáver de...

Un año después de que un contratista estadounidense fuese hallado muerto en Arabia Saudí, su familia no cree la versión policial de que él se suicidó y teme que el caso ha sido cerrado.

El cadáver de Christopher Cramer fue hallado el 15 de junio del 2015 bajo el balcón del tercer piso del Hotel Sahara Makarim en Tabuk. Cramer había enviado un mensaje de texto ese mismo día a un amigo en el que le decía que temía que algo malo le iba a suceder y le pedía que contactase al Departamento de Estado.

El año pasado, la familia contrató al patólogo forense Michael Baden para que realizase una autopsia. Baden determinó que se trataba de un homicidio, diciendo que Cramer había sido golpeado severamente antes de caer o ser empujado del balcón.

La hermana de Cramer, Jennifer Cramer Kelley, obtuvo un reporte policial con la ayuda del Departamento de Estado. El reporte dice que la ventana estaba a unos nueve metros de altura.

"Mi hermano tenía fracturas de la cabeza a los pies", dijo Kelley. "Eso no pasa desde esa altura".

El amigo en New Hampshire que recibió el mensaje de texto, Shad Smith, lo vio al día siguiente. Para cuando llamó al Departamento de Estado y habló con otro amigo que se había perdido varias llamadas telefónicas de Cramer, fue demasiado tarde.

"No tiene mucho sentido a primera vista", dice Smith del texto. "Él obviamente no confiaba en quienquiera que fuese estaba con él y no confiaba en respaldo local".

Cramer estaba trabajando para Kollsman Inc. -- una subsidiaria de Elbit Systems of America, que tiene además filiales en Israel -- para ayudar a los saudíes con dispositivos ópticos térmicos, parte del sistema de misiles del país. Era su primer viaje al país.