Ecuador: Minera canadiense firma contrato para explotar oro

El gobierno de Ecuador y la empresa minera canadiense Lundin Gold suscribieron el jueves un contrato para la explotación de oro y plata en un yacimiento ubicado al sur del país, donde hasta el 2018...

El gobierno de Ecuador y la empresa minera canadiense Lundin Gold suscribieron el jueves un contrato para la explotación de oro y plata en un yacimiento ubicado al sur del país, donde hasta el 2018 se debe invertir unos 1.000 millones de dólares.

El ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, declaró a periodistas que "empezará la construcción en el 2016 y al menos el 50% de la renta quedará para el estado ecuatoriano, ese es el marco que acompaña a este contrato" que también establece regalías por 65 millones de dólares para el estado.

En ese yacimiento, denominado Fruta del Norte, se estiman reservas por 6,8 millones de onzas de oro, 9,14 millones de onzas de plata. Para la construcción de las facilidades mineras se espera el trabajo de 2.000 trabajadores y para la operación unos 1.000 empleados.

El ministro de Minas, Javier Córdoba, expresó que el proyecto explotará una mina subterránea por un tiempo estimado entre 18 y 25 años y requerirá de "una inversión total alrededor de 1.000 millones de dólares hasta el año 2018".

Ese yacimiento se encuentra en la provincia de Zamora Chinchipe, 395 kilómetros al sur de la capital, en donde sectores indígenas han expresado su rechazo a la minería a gran escala en sus territorios.

Fruta del Norte es parte de los cinco proyectos de minería considerados por el gobierno del presidente Rafael Correa como estratégicos, todos al sur del país.

Poveda añadió que Ecuador "ya es parte de la gran minería a nivel mundial, tiene todas las condiciones para hacerlo; ahora tenemos proyectos de gran minería que se están desarrollando y Ecuador se inserta en el mapa mundial de la minería a gran escala y va a ser un actor relevante en los próximos años".

Ecuador busca en la minería nuevos ingresos fiscales, y al momento atraviesa dificultades económicas debido a la aguda caída de los precios del petróleo, su principal producto de exportación.