Twitter elimina cuenta de representante republicana de EEUU

Twitter eliminó el domingo la cuenta personal de la representante Marjorie Taylor Greene, alegando que la republicana por Georgia cometió múltiples infracciones a la política de la red social cont...

Twitter eliminó el domingo la cuenta personal de la representante Marjorie Taylor Greene, alegando que la republicana por Georgia cometió múltiples infracciones a la política de la red social contra la desinformación sobre el COVID-19, informó la empresa en un comunicado.

La cuenta de la política republicana fue eliminada permanentemente bajo el sistema de strikes que Twitter lanzó en marzo, que utiliza inteligencia artificial para identificar publicaciones sobre el coronavirus que son lo suficientemente engañosas como para causar daño a las personas.

Con el sistema de strikes, Twitter bloquea una cuenta durante 12 horas si el usuario comete dos o tres infracciones. Cuatro strikes provoca una suspensión de una semana y con cinco o más la cuenta de alguien puede ser eliminada permanentemente de Twitter.

En un comunicado en la app de mensajes Telegram, Greene calificó la medida de Twitter como antiestadounidense. Escribió que su cuenta fue eliminada después de publicar estadísticas del Vaccine Adverse Event Reporting System (Sistema para Reportar Eventos Adversos a las Vacunas o VAERS por sus siglas en inglés), una base de datos del gobierno que incluye información no verificada.

Twitter es un enemigo de Estados Unidos y no puede lidiar con la verdad, argumentó Greene. Eso está bien. Le demostraré a Estados Unidos que no los necesitamos y que es momento de vencer a nuestros enemigos.

Twitter había suspendido la cuenta previamente por periodos de entre 12 horas y una semana.

La prohibición aplica a la cuenta personal de Greene, @mtgreenee, pero no afecta su cuenta oficial de Twitter, @RepMTG.

En un tuit publicado poco antes de la suspensión de una semana en julio, Green afirmaba que el virus no es peligroso para las personas que no son obesas y aquellos menores a 65 años. Sin embargo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), ha habido casi 250.000 muertes de personas menores a 65 años en Estados Unidos que involucran el COVID-19.

Green había calificado la suspensión de una semana como un ataque estilo comunista a la libertad de expresión.