Un ciudadano estadounidense denuncia una golpiza por parte de agentes fronterizos

  • Lo golpearon, dice, por intentar cambiarse a una fila que avanzaba más rápido.
  • Un oficial de Aduanas lo empujó y llamó a otros agentes para someterlo.
  • El afectado dijo que perdió el conocimiento y despertó en una ambulancia.
El mexicano naturalizado estadounidense Francisco Antonio González denunció los golpes que le propinaron los agentes fronterizos.
El mexicano naturalizado estadounidense Francisco Antonio González denunció los golpes que le propinaron los agentes fronterizos.
Manuel Ocaño / NOTIMEX

Un ciudadano estadunidense denunció este lunes que agentes fronterizos de la garita de San Ysidro, en California, le propinaron una golpiza que resultó en su hospitalización por intentar cambiarse a fila por la que peatones avanzaban más rápido para cruzar la frontera.

Francisco Antonio González, de 35 años de edad, mostró a la prensa su párpado izquierdo con puntadas, la barba partida, un mentón amoratado, y un dedo de la mano derecha fracturado.

Dijo que porque él lo ordenaba En conferencia de prensa dijo que el sábado al cruzar de Tijuana a San Diego se formó en una fila que avanzaba más rápido que otras en la zona de ingreso de peatones a Estados Unidos y un oficial de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) le ordenó cambiar de fila.

"Le pregunté que por qué no podía quedarme en esa fila, si yo quería cruzar rápido y las otras iban muy lentas, dijo que porque él lo ordenaba", y ante su insistencia, el agente lo agarró de los brazos y comenzó a empujarlo y llamó refuerzos.

González, empleado de tiempo parcial en el periódico San Diego Union Tribune, dijo que vio aproximarse a los refuerzos y recuerda que caía al suelo en la garita pero perdió el conocimiento y no sabe cómo fue o por qué se desmayó.

Cuando despertó era conducido en una ambulancia al hospital de la Universidad de California en San Diego (UCSD) donde lo atendieron de todas sus heridas.

La directora de la organización Alianza San Diego, Andrea Guerrero, pidió a la prensa investigar el caso y publicarlo fuera del área de San Diego.

El incidente ocurre cuando la Corte Federal en San Diego ventila un caso histórico en el que un patrullero fronterizo enfrenta por primera vez cargos por abuso de autoridad y uso excesivo de la fuerza contra un indocumentado mexicano.