Conmemoran en Irak asesinato de general iraní Soleimani

Cientos de personas corearon el sábado lemas antiestadounidenses durante una protesta en la capital iraquí para conmemorar el aniversario del asesinato de un poderoso general iraní y un alto mando ...

Cientos de personas corearon el sábado lemas antiestadounidenses durante una protesta en la capital iraquí para conmemorar el aniversario del asesinato de un poderoso general iraní y un alto mando de un grupo armado local en un ataque con dron lanzado por Estados Unidos.

La multitud exigió la expulsión de las fuerzas estadounidenses restantes de Irak durante la manifestación con la que se recordó el ataque aéreo en el aeropuerto de Bagdad.

En el ataque fueron eliminados el general Qassim Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de élite de Irán, y Abu Mahdi al-Muhandis, subcomandante de un grupo armado en Irak conocido como Fuerzas de Movilización Popular y que tiene el apoyo de Irán.

No permitiremos su permanencia después de hoy en la tierra de los mártires, decían algunas de las pancartas. La gente pisoteo banderas israelíes y estadounidenses diseminadas en el suelo.

El asesinato de Soleimani y al-Muhandis en el aeropuerto de Bagdad acercó a Irán y Estados Unidos peligrosamente cerca de un conflicto armado y causó indignación en Irak, tras lo cual el parlamento aprobó días después una resolución no obligatoria en la que se exigía la expulsión de todos los efectivos extranjeros que estuvieran en Irak.

La coalición encabezada por Estados Unidos concluyó formalmente a finales de diciembre su misión de combate en apoyo a las fuerzas iraquíes en la actual lucha contra el grupo Estado Islámico. Sin embargo, unos 2.500 efectivos permanecerán durante un tiempo para asesorar a las fuerzas iraquíes. Los comandantes de algunos grupos armados insisten en la salida de todos los soldados estadounidenses.

No aceptaremos nada menos que el retiro total en venganza por la sangre de nuestros mártires, señaló Hadi al-Ameri, jefe de una coalición alineada con Irán.

Los simpatizantes de facciones chiíes alineadas con Iran fueron transportados en autobús desde diversas provincias iraquíes para que participaran en la protesta en Jadriyah, cerca del cuartel general del poderoso grupo armado.