Hong Kong acusa de sedición a 2 personas de sitio noticias

La policía de Hong Kong acusó el jueves de sedición a dos personas de un medio de comunicación en línea a favor de la democracia, un día después de que el sitio informó que cesaría sus operac...

La policía de Hong Kong acusó el jueves de sedición a dos personas de un medio de comunicación en línea a favor de la democracia, un día después de que el sitio informó que cesaría sus operaciones tras una redada policial en su oficina y siete arrestos.

La policía de seguridad nacional dijo en un comunicado que acusó a dos hombres, de 34 y 52 años, de un cargo de conspiración para publicar una publicación sediciosa, pero no dio a conocer sus nombres.

Según la prensa local, los acusados son Chung Pui-kuen y Patrick Lam, que eran editores de Stand News, un sitio de noticias que apoya la democracia.

La policía también dijo que procesarían a la empresa por sedición.

Chung y Lam fueron llevados a la corte de West Kowloon el jueves, donde se procesará su caso.

Además de Chung y Lam, otros cuatro exmiembros de la junta de Stand News, incluida la cantante Denise Ho y la exlegisladora Margaret Ng, fueron arrestados el miércoles.

Chan Pui-man, exeditor del periódico prodemocrático Apple Daily y esposa de Chung, también fueron arrestados.

Los siete fueron detenidos en virtud de una ordenanza criminal que data de los días de Hong Kong como colonia británica antes de 1997, cuando fue devuelto a China. Los condenados podrían enfrentar hasta dos años de prisión y una multa de hasta 5.000 dólares hongkoneses (640 dólares).

Stand News dijo ayer en un comunicado que cesaría sus operaciones y había despedido a todo su personal.

Los arrestos y la redada en Stand News se producen mientras las autoridades reprimen a la disidencia en la ciudad china semiautónoma.

Anteriormente, la policía allanó las oficinas del ahora desaparecido Apple Daily, confiscando cajas de materiales y discos duros de computadora para ayudar en su investigación y congelando millones en activos que luego obligaron al periódico a cesar sus operaciones.