Florida: Investigan cruceros por más casos de COVID-19

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos investigan más cruceros debido a nuevos casos de COVID-19 conforme la variante ómicron del coronavirus provoca niveles ...

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos investigan más cruceros debido a nuevos casos de COVID-19 conforme la variante ómicron del coronavirus provoca niveles extremadamente altos en Florida, el centro de la industria.

Los CDC dijeron que 88 embarcaciones están siendo investigadas u observadas, pero no especificó cuántos casos de COVID-19 se han reportado. Cuatro embarcaciones también están siendo monitoreadas por los CDC.

Florida llegó el martes a un récord de casos diarios con 46.900. Desde Navidad, el promedio de siete días de casos diarios ha superado los récords incluso del verano, cuando alcanzó las 29.400 infecciones.

Las hospitalizaciones por el coronavirus en el estado también han aumentado de unos 1.200 pacientes hace dos semanas a aproximadamente 3.400 el miércoles. Pero sigue siendo una quinta parte de la cantidad de hospitalizaciones reportadas a finales de agosto a causa de la variante delta.

El senador demócrata Richard Blumenthal solicitó a los CDC y a las líneas de cruceros volver a suspender los cruceros, seis meses después de que la industria lanzara su regreso.

Nuestras advertencias han demostrado ser tristemente proféticas y continuamente convincentes. Llegó el momento en que los CDC y las líneas de cruceros protejan a los clientes, vuelvan a tomar una pausa, atracar sus barcos, tuiteó el senador de Connecticut.

Las líneas de cruceros no han anunciado planes de suspender los viajes.

Hasta el momento, ninguna de las embarcaciones parecía tener tantos casos como para abrumar los recursos médicos a bordo y requerir un regreso a puerto. Pero a algunas les han negado la entrada en algunos puertos extranjeros.

Varias embarcaciones basadas en Florida han reportado brotes. Al Carnival Freedom le negaron la entrada a Aruba y Bonaire después de que un número no divulgado de pasajeros y tripulantes a bordo se infectara con el virus.

Algunos cruceros no han podido desembarcar en puertos en México debido al número de casos reportados, lo que recuerda a los primeros días de la pandemia cuando las líneas de cruceros negociaron planes de atraco ya que las embarcaciones eran regresadas por funcionarios preocupados por la propagación del virus.