España reduce los días de cuarentena obligatoria por COVID

El Ministerio de Sanidad de España anunció el miércoles que el tiempo de aislamiento obligatorio para las personas que dan positivo en la prueba de COVID-19 y para las personas no vacunadas que han...

El Ministerio de Sanidad de España anunció el miércoles que el tiempo de aislamiento obligatorio para las personas que dan positivo en la prueba de COVID-19 y para las personas no vacunadas que han estado en contacto cercano con una persona infectada se reducirá de 10 a siete días.

Una comisión de salud pública que representa a expertos y jefes de salud de los gobiernos central y regional de España aprobó las nuevas reglas por unanimidad, dijo el ministerio en un comunicado. España no exige actualmente cuarentenas para las personas vacunadas con dosis doble que han estado en contacto con un caso positivo.

Las nuevas reglas siguen a acciones similares anunciadas por las autoridades de salud en Estados Unidos, Reino Unido y otros países europeos.

Según el Ministerio de Sanidad, España confirmó el martes 100.000 nuevas infecciones, lo que eleva la tasa de infección de 14 días a 1.360 casos por cada 100.000 habitantes, casi el doble del nivel de una semana antes y cinco veces la tasa de incidencia a principios de diciembre.

Aunque los servicios de salud de atención primaria ahora están sintiendo la tensión de las personas que presentan síntomas y requieren pruebas, las hospitalizaciones son más bajas que durante las oleadas de virus anteriores. Los expertos lo atribuyen a que más del 80% de los 47 millones de residentes en España están vacunados.

Por su parte, el presidente del gobierno español Pedro Sánchez descartó el miércoles cualquier restricción nacional inmediata en respuesta a la variante ómicron del coronavirus.

Sánchez dijo que los datos oficiales muestran que, aunque ómicron se propaga más rápidamente, en general causa síntomas más leves y, por lo tanto, ejerce menos presión sobre los hospitales españoles que las cepas anteriores.

Es evidente que estamos en una situación radicalmente distinta, dijo Sánchez a los reporteros en su conferencia de fin de año. Estamos mejor y más preparados para hacer frente a la variante ómicron.