Un tribunal cierra otro grupo de derechos humanos en Rusia

Un tribunal de Moscú ordenó el miércoles el cierre de otra destacada organización de derechos humanos, en el marco de una amplia campaña de represión en Rusia contra los grupos defensores de las...

Un tribunal de Moscú ordenó el miércoles el cierre de otra destacada organización de derechos humanos, en el marco de una amplia campaña de represión en Rusia contra los grupos defensores de las libertades individuales, los medios de comunicación independientes y los partidarios de la oposición.

La decisión de cerrar el Centro Memorial de Derechos Humanos por parte del Tribunal de la Ciudad de Moscú ocurrió un día después de que el Tribunal Supremo de Rusia revocara el estatus legal de su organización hermana, Memorial, un grupo internacional de derechos humanos que obtuvo elogios internacionales por sus estudios sobre la represión política en la Unión Soviética.

Ambas organizaciones habían sido etiquetadas como agentes extranjeros en años anteriores, una designación que conlleva un escrutinio adicional del gobierno y fuertes connotaciones peyorativas. En sus peticiones de clausura de ambos grupos, presentadas ante dos tribunales diferentes el mes pasado, los fiscales argumentaron que ambas organizaciones violaron repetidamente las regulaciones que las obligaban a identificarse como agentes extranjeros.

Memorial y el Centro Memorial de Derechos Humanos rechazaron las acusaciones, alegando que en realidad fueron presentadas por motivos políticos. Las sentencias para cerrarlas generaron una generalizada indignación pública. Multitudes de simpatizantes se presentaron en los juzgados el martes y el miércoles a pesar del tiempo helado.

En los últimos meses, las autoridades rusas han ejercido presión sobre las organizaciones defensoras de los derechos humanos, los medios de comunicación independientes y ciertos periodistas, nombrando a decenas de ellos como agentes extranjeros. Algunos fueron declarados indeseables, una etiqueta que prohíbe la existencia de ciertas organizaciones en Rusia, o fueron acusados de tener vínculos con grupos indeseables, por lo que varios se vieron obligados a cerrar o disolverse para evitar un mayor acoso judicial.

El sábado, las autoridades bloquearon el sitio web de OVD-Info, un destacado grupo de ayuda legal que se enfoca en arrestos políticos, e instaron a las plataformas de redes sociales a suspender sus cuentas después de que un tribunal falló que la página contenía materiales que justifican acciones de extremistas y grupos terroristas. El grupo rechazó los cargos, alegando motivos políticos.

El martes, las autoridades de la ciudad de Moscú entregaron a otro destacado grupo de derechos humanos una notificación de desalojo. El Comité de Asistencia Cívica, que ayuda a los refugiados y a los migrantes en Rusia, precisó que las autoridades entregaron a la organización un documento que anulaba un acuerdo que permitía el uso del espacio sin compensación y le ordenaron que se fuera dentro de un mes.