Evalúan fin de estado de excepción en cárceles de Ecuador

La ministra de Gobierno, Alexandra Vela y autoridades policiales y militares recorrieron la Penitenciaría del Litoral para evaluar los resultados del estado de excepción que concluye el martes en el...

La ministra de Gobierno, Alexandra Vela y autoridades policiales y militares recorrieron la Penitenciaría del Litoral para evaluar los resultados del estado de excepción que concluye el martes en el sistema de rehabilitación social ecuatoriano.

En declaraciones a la prensa, Vela reconoció que la medida ha servido para tratar de restablecer el control, sin embargo, aclaró que esto no se consigue de manera inmediata sino que requiere de un proceso.

Entre las acciones que deben concretarse para hablar del fin de la crisis penitenciaría estarían alcanzar un proceso de pacificación, el restablecimiento del sistema de rehabilitación, la definición de un modelo diferente para el manejo de los centros penitenciarios y que se hayan aceptado todas las reglas que tienen que aceptarse por todos y cada uno de los integrantes de la sociedad, incluyendo los que están dentro de las prisiones, dijo la ministra.

Agregó que aunque finalice el estado de excepción que se extendió a finales de noviembre, tanto las Fuerzas Armadas como la Policía Nacional van a permanecer ejerciendo el control en este centro penitenciario y en todos los demás.

Durante el recorrido, privados de la libertad que se encontraban en la cercana cárcel regional del Guayas, separada de la penitenciaría por una distancia de un kilómetro aproximadamente, quemaron colchones en demanda de la atención de las autoridades. No se entregaron más detalles del incidente.

Nelsa Curbelo, integrante de la comisión de diálogo y pacificación de las cárceles que formó el gobierno, aseguró previamente que el trabajo de los comisionados está orientado a conseguir una tregua o moratoria de las muertes y enfrentamientos, especialmente en la Penitenciaría del Litoral, pues admitió que la paz es algo mucho más complejo de lograr.

La tregua no la hace el Estado ni nosotros, la tienen que hacer ellos con ellos (privados de libertad). Explicó que los líderes de las bandas delictivas tienen que ponerse de acuerdo en puntos que puedan cumplir. La palabra compromete, la regla acá es otra y quien dice algo y no lo cumple es sentenciado, acotó.

Curbelo adelantó que se ha avanzado en diálogos con los mencionados cabecillas al interior de la Penitenciaría del Litoral, aunque dijo que no puede revelar el contenido de dichas conversaciones.

La comisionada manifestó que el problema de fondo es el negocio del narcotráfico. No hay un Estado, hay un autogobierno, que tiene empresas, leyes propias, comercio, castigo tiene todo menos Estado. También reveló que los pagos se realizan con droga y que esa dinámica es la que agrava la situación, pues para obtener el dinero deben venderla.

Para Curbelo, parte de la solución a la crisis penitenciaria pasa por reconocer la condición humana de quienes están privados de la libertad. Acá hay que intervenir en la economía, en educación, en salud, en que la población tenga lo necesario para vivir dignamente, sostuvo.

Ecuador afrontó en 2021 una crisis penitenciaria con varios episodios violentos que han dejando más de 300 detenidos fallecidos.