Deslizamiento de tierra en región minera de Mianmar

Un deslizamiento de tierra cerca de una mina de jade en el norte de Mianmar mató a un trabajador, en el cuarto accidente de este tipo en menos de dos meses en la lucrativa pero peligrosa industria.El...

Un deslizamiento de tierra cerca de una mina de jade en el norte de Mianmar mató a un trabajador, en el cuarto accidente de este tipo en menos de dos meses en la lucrativa pero peligrosa industria.

El ministerio de información dijo que el empleado de la empresa minera en Hpakant murió el martes por la noche cuando una montaña de tierra y desechos de 91 metros (300 pies) de altura colapsó sobre él. Otros informes dijeron que al menos cuatro personas murieron, aunque la policía local dijo que no sabía del accidente.

Al menos 113 personas murieron en noviembre cuando un deslizamiento de tierra sepultó sus viviendas improvisadas al pie de otra montaña de residuos cercana. Muchos eran carroñeros que iban entre los desechos en busca de jade descartado.

Hubo otros dos accidentes fatales en noviembre y diciembre.

Hpakant está en el estado de Kachin, fuente de uno de los jades de más alta calidad en el mundo. La industria del jade en Mianmar generó un estimado de 31.000 millones de dólares en 2014, con la mayor parte de la riqueza dirigida a individuos y compañías ligados a los ex gobernantes militares, según Global Witness, un grupo que investiga el mal uso de los ingresos públicos.

Hpakant, 950 kilométros (600 millas) al norte de la ciudad más grande de Mianmar, Yangón, es el centro industrial del país, pero sigue siendo desesperadamente pobre, con caminos de tierra llenos de baches, cortes de electricidad constantes y altas tasas de adicción a la heroína.

Un político de la zona que es un alto miembro de la Liga Nacional para el Partido Democrático -- partido de Aung San Suu Kyi y el cual asumirá el poder a inicios de este año después de ganar la elección general de noviembre pasado -- dijo que al menos cuatro personas, la mayoría de ellas aldeanos que son carroñeros en busca de jade, murieron en el accidente.

"No sabemos con exactitud cuánta gente quedó sepultada porque nadie se atreve a buscar, ya que ven grietas en la enorme pila de desechos y tierra y es peligroso", afirmó Tin Soe, un residente de Hpakant, quien censuró la ininterrumpida actividad minera que no toma en cuenta el daño a las personas.

Estos accidentes ocurren por lo general en una escala menor que no atrae mucha atención y a menudo son desestimados como resultado del mal clima.