Alemania restringe fiestas de fin de año para domar ómicron

Alemania anunció el martes nuevas restricciones que se implementarán después de Navidad a fin de frenar la propagación de la nueva variante ómicron del COVID-19. Las nuevas medidas, que no son de...

Alemania anunció el martes nuevas restricciones que se implementarán después de Navidad a fin de frenar la propagación de la nueva variante ómicron del COVID-19. Las nuevas medidas, que no son de confinamiento total, incluirán restricciones de contacto, incluso entre personas ya vacunadas.

Puedo entender a quien no quiera escuchar sobre el coronavirus, mutaciones y nuevas variantes del virus, dijo el canciller Olaf Scholz en una conferencia de prensa la tarde del martes. Pero no podemos y no debemos hacernos de la vista gorda ante esta nueva oleada.

Entre las nuevas reglas se limitan las reuniones privadas a un máximo de 10 personas. También se ordenó el cierre de centros nocturnos en todo el país y los grandes eventos, como los partidos de fútbol, que se realizarán sin aficionados en la tribuna. Las restricciones entrarán en vigor a nivel nacional el 28 de diciembre, aunque los estados tienen la autoridad de implementarlas antes.

Scholz dijo que el gobierno decidió esperar a que pasara Navidad para implementar las nuevas restricciones nacionales debido a que las festividades familiares como la Navidad y Pascua no han demostrado ser factores importantes de la pandemia. Sin embargo, las restricciones a los festejos de Año Nuevo sí son necesarias para impedir que el sistema de salud de Alemania se sature con casos de COVID-19, aseguró.

Esta ya no es una época para fiestas y eventos sociales en grandes grupos, afirmó Scholz.

El canciller y los 16 gobernadores estatales de Alemania acordaron las nuevas restricciones durante una reunión el martes, después de que el nuevo panel de expertos del gobierno llamó a tomar medidas en los próximos días en todo el país ante el aumento de la presencia de la variante ómicron en toda Europa.

Scholz y los gobernadores estatales se reunirán nuevamente el 7 de enero para analizar si se debe continuar con las medidas o incluso si deben ser más estrictas.