Gobiernos en el mundo bajo presión para contener inflación

y algunos pobres buscan alimentos entre la basura que los provean de proteína, el alza de precios es una de las quejas en las protestas contra el gobierno del presidente Jair Bolsonaro en meses recie...

y algunos pobres buscan alimentos entre la basura que los provean de proteína, el alza de precios es una de las quejas en las protestas contra el gobierno del presidente Jair Bolsonaro en meses recientes.

En respuesta a los altos precios, el banco central ha elevado las tasas de interés, como lo hicieron esta semana el Banco de Inglaterra y el banco central de Noruega.

Turquía, mientras tanto, está reduciendo las tasas. El presidente Recep Tayyip Erdogan insiste en que tasas de interés elevadas pueden hacer que suban los precios al consumidor, al contrario de lo que indican las teorías económicas convencionales. La inflación es de 21%, lo que ha dejado a muchos pasando trabajos para comprar productos básicos, como alimentos.

Miles de personas protestaron el domingo en Estambul contra el alto costo de la vida y demandaron un aumento del salario mínimo. Para el jueves, el gobierno anunció que iba a elevar el ingreso mínimo mensual en un 50%, de 2.825 liras (171 dólares) a 4.250 liras (258 dólares).

Cuando vamos al mercado, tenemos que ser selectivos. Compramos una cuarta parte de lo que solíamos comprar, dijo el representante sindical Ahmet Goktas, de 61 años.

Hatice Sahin, una empleada municipal de 50 años y madre soltera con res hijos, dijo que la gente no puede pagar por su sustento. Los precios de la comida son exorbitantes. Simplemente no se puede vivir, lamentó.

___

Los periodistas de The Associated Press Monika Scislowska y Vanessa Gera en Varsovia, Emrah Gurel en Estambul; Suzan Fraser en Ankara, David Biller en Rio de Janeiro y Frank Jordans en Berlín contribuyeron a este reportaje.