Tras revés en Congreso, Fernández prorrogará presupuesto

El presidente argentino Alberto Fernández prorrogará el presupuesto vigente luego de que el viernes fracasó en su intento de que la Cámara de Diputados aprobara el correspondiente a 2022, consider...

El presidente argentino Alberto Fernández prorrogará el presupuesto vigente luego de que el viernes fracasó en su intento de que la Cámara de Diputados aprobara el correspondiente a 2022, considerado clave en las negociaciones que mantiene con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar una deuda de unos 44.000 millones de dólares.

Luego de más de 20 horas de debate, la cámara baja rechazó el proyecto oficial de presupuesto para el próximo año por 132 votos en contra, 121 a favor y una abstención.

El respaldo a la iniciativa que luego debía pasar al Senado era necesario para dar certeza sobre el ordenamiento de las cuentas y el rumbo de la economía y mostrar al FMI el consenso de la clase política argentina en el marco de las negociaciones que transcurren desde hace más de un año para refinanciar un préstamo otorgado al país sudamericano en 2018.

Pocas horas después el presidente Fernández habló por videoconferencia con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, quien luego afirmó en su cuenta de Twitter que mantuvo un muy buen encuentro con el mandatario sobre cómo avanzar en nuestro trabajo para sostener la recuperación de Argentina y abordar sus desafíos económicos. Agregó que "nuestros equipos están plenamente comprometidos a seguir trabajando hacia un programa del FMI.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, -quien también participó de la charla con la titular el Fondo- anunció por su parte que el presidente argentino hará uso de una ley que le permite "prorrogar el presupuesto vigente y administrar los recursos de modo que el 2022 sea otro año de recuperación.

Guzmán cuestionó a la oposición por su "falta de responsabilidad colectiva que crea incertidumbres cuando lo que necesitamos es seguir construyendo certezas.

La negativa a dar luz verde al cálculo de gastos y recursos y a las estimaciones oficialistas de variables como la inflación se produjo en una cámara donde la coalición gobernante del Frente de Todos perdió peso frente a la opositora Juntos por el Cambio -aunque sigue siendo la primera minoría- tras su derrota en las legislativas de noviembre. Una vez aprobada por los diputados, la ley debía ser tratada en el Senado, cuyo control tampoco está en manos del oficialismo.

El diputado Mario Negri, de Juntos por el Cambio, cuestionó que el oficialismo intentara dar un tratamiento exprés a la iniciativa y apuntó que todavía no se dio cuenta de que perdió las elecciones.

"No aplaudimos ni festejamos; no es bueno no tener el presupuesto. El gobierno trajo un dibujo porque Argentina va a estar más débil si sigue así", dijo Negri en referencia a que el Ministerio de Economía subestimó las proyecciones de inflación y déficit fiscal para el próximo año.

El proyecto presentado por Guzmán estimaba una inflación de 33% para 2022, cuando las consultoras económicas calculan que estará en torno al 52%. En lo que va de este año el alza del costo de vida acumula 45,4%.

El ministro sostuvo que en el Congreso respondió a la "inquietud" de que las proyecciones subestimaban los recursos y al respecto indicó que se propuso la solución de sumar un artículo que establecía que, si a mediados de año los recursos eran mayores que los calculados en el proyecto, el gobierno enviaría una enmienda para aprobar el destino de los mayores recursos.

La portavoz del gobierno, Gabriela Cerruti, había instado la víspera a los opositores a aprobar el presupuesto que no es cualquier ley sino "donde se definen las certezas de hacia dónde va un país... en momentos además donde se está negociando una deuda" con el FMI.

La votación en contra se produjo luego de que la coalición Juntos por el Cambio se negó a postergar el debate y pasar el proyecto de nuevo a la Comisión de Presupuesto al sostener que había sido blanco de duros reproches por parte del diputado Máximo Kirchner, jefe del bloque oficialista e hijo de la vicepresidenta y exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

Kirchner dijo en un encendida intervención que los opositores endeudaron el país en 44.000 millones" de dólares durante el gobierno del expresidente Mauricio Macri (2015-2019) y les reprochó que el préstamo del Fondo no hubiera sido aprobado en su momento por el Congreso. Quizá fue la cobardía de no poder mandar ese proyecto acá, sostuvo.

Funcionarios del gobierno negocian a contrarreloj un acuerdo con el FMI para refinanciar la deuda en medio de un clima de desconfianza de la vicepresidenta y el sector que le responde dentro de la coalición gobernante, que cuestionan abiertamente al organismo de crédito.