Japón acelera las dosis de refuerzo contra el COVID-19

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, dijo el viernes que su gobierno está acelerando las dosis de refuerzo de las vacunas para el COVID-19 y garantizando medicamentos orales tras hablar con e...

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, dijo el viernes que su gobierno está acelerando las dosis de refuerzo de las vacunas para el COVID-19 y garantizando medicamentos orales tras hablar con el director general de Pfizer, Albert Burla.

Japón ha confirmado ya un puñado de casos de la variante ómicron, al tiempo que reveló un grupo de infecciones en unos 100 soldados estadounidenses estacionados en la isla sureña de Okinawa desde inicios del mes.

Japón, que no tiene vacunas creadas en el país, ha aprobado ya las dosis de refuerzo de Pfizer y Moderna. El país además trabaja para reducir el intervalo entre la segunda dosis y los refuerzos.

Kishida dijo que el gobierno comenzará a administrar en febrero las dosis de refuerzo a los ancianos, siete meses después de su segunda dosis. Dijo además que él y Burla acordaron que Pfizer suministrará 2 millones de dosis de su medicamento oral contra el COVID-19, además de las píldoras de Merck que se espera serán aprobadas a finales del mes.

Japón comenzó el 1 de diciembre a ofrecer los refuerzos a los trabajadores de salud, usando la vacuna de Pfizer, y espera vacunar luego a los ancianos. El jueves, el Ministerio de Salud dio aprobación acelerada a los refuerzos de Moderna. Japón ya usa las dos vacunas, además de la de AstraZeneca, para las dos primeras dosis.

El secretario del gabinete Hirokazu Matsuno dijo a la prensa que el país firmó acuerdos con Pfizer y Moderna por un total combinado de 170 millones de dosis, lo que dijo será suficiente para cubrir las dosis necesarias.

Se piensa que Kishida la pidió a Burla que acelerase el proceso de suministros. Pero el premier declino dar detalles del suministro de vacunas y solamente dijo que se siguen negociando más detalles.